¿Quieres emprender? Sujétate el cabello y lee este libro

"100 millones de Hair Ties y un Vodka Tonic" recorre la increíble experiencia de Sophie Trelles-Tvede, que con su cinta para el cabello "invisibobble" llegó a la lista "30 menores de 30" de Forbes.

43

¿Por qué no se me ocurrió esta genial idea? Seguramente, esta pregunta se nos ha cruzado muchas veces por la cabeza, pero en la historia que aborda este libro, adquiere un tono jocoso. A Sophie Trelles-Tvede sí se le ocurrió una gran idea, la llevó al éxito y ahora comparte la experiencia.

Esta es una lectura fantástica acerca de lo más importante para los emprendedores jóvenes: hacer que las cosas sucedan. Marc Samwer, cofundador de Rocket Internet y primer coinversor de Zalando.

 

Sophie Trelles-Tvede

«100 millones de Hair Ties y un Vodka Tonic» es la historia notable, a veces divertida, de Sophie Trelles-Tvede. Hija de una madre española y un padre danés, con 18 años, $ 4,000 y sin otros fondos, puso en marcha un negocio que la llevaría, en 2016, a ser reconocida por la lista de Forbes «30 menores de 30».

Su invención ha sido la cinta para el cabello «Invisibobble», un producto que ha arrasado en la industria del cuidado del cabello, con más de 100 millones de unidades vendidas en todo el mundo y una facturación de más de $ 15 millones.

 

 

La gran idea

Como estudiante universitaria de primer año, al prepararse para una fiesta, Sophie vio un viejo cable telefónico y decidió usarlo para atarse el cabello. A la mañana siguiente, notó que no tenía dolor de cabeza después de desatar el cordón y, además, no había mucha marca (o torcedura) en su cabello. ¡La genial idea de invisibobble nació en ese momento!

Quien aspire a convertirse en emprendedor debería leer esto para obtener la información exclusiva de lo que implica construir una compañía innovadora. Alexandra Wilson, editora de Forbes (30 menores de 30)

Hoy, con 28 años, Sophie Trelles-Tvede ofrece en este libro una mirada entre bastidores a lo que realmente supone emprender y poner en marcha un negocio. Con una gran dosis de humor, relata su experiencia con las trabas legales, las negociaciones con los distribuidores o con el proceso de fabricación. También cuenta los errores que ha cometido y los retos y desafíos, a veces totalmente imprevisibles, a los que se ha tenido que enfrentar.

¿Por qué leer este libro?

Quienes recomiendan la lectura de este libro son referentes que tienen claro lo que hay que saber a la hora de emprender:

«Este libro cuenta la historia de una verdadera emprendedora y explora con sencillez los aspectos difíciles y divertidos de fundar una empresa. Escrita con un gran sentido del humor, esta es una lectura fantástica acerca de lo más importante para los emprendedores jóvenes: hacer que las cosas sucedan.» Marc Samwer, cofundador de Rocket Internet y primer coinversor de Zalando.

«Una experiencia detallada y de primera mano que cualquier emprendedor novel que quiera producir, distribuir y vender productos físicos debería leer. Para decirlo en forma simple, esta es una gran fuente de conocimiento para principiantesUrška Sršen, fundadora de Bellabeat.

«Crear un producto exitoso es notablemente difícil. Entonces, ¿cómo fue que Sophie Trelles-Tvede creó, a los 18 años, invisibobble, un producto tan universal que hasta las mujeres que holgazanean en Love Island lo están utilizando? Quien aspire a convertirse en emprendedor debería leer esto para obtener la información exclusiva de lo que implica construir una compañía innovadora.» Alexandra Wilson, editora de Forbes (30 menores de 30)

Artículo anteriorDel metaverso a elegir universo: dónde vivir, con qué reglas y en compañía de quién
Artículo siguienteTecnología aplicada a la salud femenina: un negocio que crece como pocos
Perfil Oficial de Mujeres y Cia