Saludable y sustentable: mira lo que ha hecho Ana Botín

La presidenta ejecutiva de Banco Santander y Top 100, tomó una innovadora decisión por el bienestar de los empleados.

¿Un centro de procesado de frutas y verduras dentro de un complejo financiero? Ana Botín lo hizo posible. Es que, nuestra Top 100, desde que asumió la presidencia de Banco Santander, se ha ocupado de cambiar la forma de alimentarse de las 8.000 personas que trabajan en la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte y asisten el comedor.

Y lo logró. Desde finales de 2021 puso en marcha este nuevo centro que da cobertura a todos los restaurantes del complejo corporativo. Con la maquinaria e infraestructura necesaria, se obtiene la materia prima directamente de los productores.

Desde finales de 2021, Ana Botín, puso en marcha este nuevo centro que da cobertura a todos los restaurantes del complejo corporativo.

La iniciativa se concretó de la mano de una serie de prácticas sostenibles que viene impulsando a través de un trabajo conjunto con Sodexo, la empresa liderada por Elena Celda.



Un ejemplo es el programa “plastic free”, con el que lograron suprimir más de un millón de botellas de plástico al año dentro de todo el complejo, que se sustituyeron por fuentes de agua fresca.

Una cadena sustentable

Este es un proyecto pionero en España. Se trata de la única planta dentro de un restaurante de empresa. Es un modelo transformador, ya que supone un cambio estructural en los protocolos de trabajo y en toda la cadena.

Diariamente se reciben frutas y verduras frescas, directamente desde donde se han cosechado y recolectado, minimizando la logística, el empaquetado y envasado. Una vez allí, las máquinas pelan, lavan y trocean los alimentos que luego se trasladan a las cocinas de los restaurantes, donde son preparados o directamente expuestos en los bufé de ensaladas y frutas.

Diariamente se reciben frutas y verduras frescas, directamente desde donde se han cosechado y recolectado, minimizando la logística, el empaquetado y envasado.

Por el momento, la materia prima se compra en toda España. Sin embargo, el objetivo es reducir el perímetro para no superar un radio de 200 kilómetros. Esto favorece el consumo de frutas y verduras de temporada sin aditivos ni conservantes, además de apoyar la economía local, la dinamización del sector primario y la reducción del impacto ambiental.

Más aún, están estudiando la forma idónea de deshacerse y reutilizar las pieles y cáscaras de los alimentos, al mismo tiempo que analizar el impacto ambiental de los productos que se consumen para seguir contribuyendo con una nutrición sostenible.

Banco Santander es pionero en la instalación de una planta de procesado de alimentos.
Innovación para una alimentación saludable

Actualmente, en la sede central del Santander se gestionan diariamente entre 800 y 1000 kilos de frutas y verduras que abastecen los comedores de la Ciudad Financiera, Alhambra y Montepríncipe.

El objetivo, además de ser pioneros en la instalación de una planta de procesado de alimentos, es profundizar las medidas que garanticen una alimentación saludable, como la utilización de aceite de oliva virgen, el aumento de verduras, cereales y legumbres en las preparaciones.

Fuente: El País.

Artículo anteriorLas profesiones más buscadas y cotizadas para 2022
Artículo siguienteDe Top 100 a Top 100: el nuevo desafío de Irene Milleiro
Perfil Oficial de Mujeres y Cia