Raquel Royo: los hogares vascos siguen siendo desiguales

665

´Maternidad, paternidad y conciliación en la Comunidad Autónoma Vasca´es la tesis doctoral de la socióloga Raquel Royo que dice que las nuevas familias vascas reproducen los mismos patrones de desigualdad entre hombres y mujeres en el trabajo doméstico. El estudio fue  financiado por la Universidad de Deusto y el Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde.

La directora de Emakunde, María Silvestre, y los autores de tres libros financiados por el Instituto de la Mujer han presentado los trabajos centrados en cuestiones relacionadas con la igualdad.

Royo ha explicado que su trabajo se ha centrado en el análisis de las situaciones domésticas de medio centenar de personas que, en principio, podrían responder a nuevos parámetros sociales, al tener los dos miembros de la pareja estudios universitarios, trabajar ambos fuera del hogar y pertenecer a núcleos urbanos, entre otros aspectos.

Todavía se mantienen inercias de género que provocan la "doble jornada de las mujeres -fuera y dentro del hogar- o su sentimiento de culpa por trabajar fuera.

Royo se refirió a "mecanismos ocultos" que mantienen los roles tradicionales de los hombres y las mujeres y que llevan a un desinterés masculino por labores socialmente consideradas como femeninas, como la limpieza, pero también a un sentimiento similar a la inversa, como por ejemplo la falta de interés de las mujeres por los pequeños arreglos domésticos.

El mantenimiento de esos roles sólo se modificará si, a parte de cambios en la educación de las nuevas generaciones, se produce un vuelco en la sociedad y se pone en "el centro del sistema la propia vida y no la producción económica".

Otro estudio, "El tratamiento de género en la formación del profesorado", de la pedagoga Pilar Aristizabal habla sobre la igualdad entre hombres y mujeres, una cuestión aparentemente superada aunque aún se constata la desigualdad influye en la elección de los estudios por parte de los chicos y las chicas.

Aristizabal considera que se debe hacer un mayor esfuerzo en la sensibilización para desarrollar el reto de introducir la perspectiva de género en las nuevas titulaciones, ya que ha constatado en su trabajo que el tema de la igualdad no se encuentra entre las prioridades del alumnado.

El tercer libro editado por Emakunde y el Instituto Vasco de Criminología es "Situación penitenciaria de las mujeres presas en la cárcel de Saturraran durante la Guerra Civil española y la primera posguerra", se inició tras encontrar en la prisión de Martutene expedientes penitenciarios de mujeres presas en Saturraran.

Ander León, uno de los autores del libro, ha explicado que en todos los conflictos y, en este caso, por parte del franquismo, se utilizó la cárcel como método de "aniquilación del enemigo, en general, y de las mujeres, en particular, a la que se castigaba por ser militantes activas en contra del régimen o por ser pareja, madre o familiar".

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Emprendedoras en nuestra ZONA MUJERES?  

 

 

Artículo anteriorMimi Turner, Northern & Shell
Artículo siguienteEurodiputadas contra DSK