Ranking women: el poder tiene cara de varón

122

En EEUU son 50 entre 500, en Europa fueron 30 y hoy son 10. Esperemos que el 2009 no nos bendiga con el Top 5. Las 50 que acaban de de llegar al top, son mujeres vinculadas al mundo de las finanzas, la tecnología o las grandes superficies y están ahí porque alcanzaron en EEUU un poder lo suficientemente visible. Son 50 sobre las 500 votaciones que año a año realiza The Wall Street Journal. Estas Women to watch, no sólo son lo que pintan hoy, sino la perspectiva de lo que puedan influir en los próximos años.

Las europeas
No fue suficiente sin embargo el puntaje de las españolas Botin o Chacón ni de las británicas Cole o Weir para figurar en el top 50: les quedó el Top 10. Lo que es seguro, es que el ingreso en el ranking de la ministra de defensa Carme Chacón, 37 años, es un hito. Su foto embarazada frente a las tropas dio la vuelta al mundo y sin dudas ya se ha hecho un lugar en los próximos balances fotográficos del año que concluye. Es la segunda política más importante en la región europea, sólo superada por Christine Lagarde, ministra de Finanzas francesa que ocupa a su vez el quinto puesto en el ranking mundial.

Ana Patricia Botín, 48 años, viene alcanzando un alto nivel de exposición en los rankings de notoriedad o liderazgo y repite también en éste.

La presidenta de Banesto, reconocida por haber ganado mercado y reducido costes, vivirá momentos especialmente sensibles para las finanzas, al punto de que su figura tiene la oportunidad de crecer o truncarse según el papel que juegue pero también según cómo el Grupo Santander -uno de los diez mayores bancos del mundo por capitalización bursátil- quede parado después de la crisis. La heredera de Botín ha sacado adelante a Banesto tras años traumáticos. Pero para suceder a su padre Emilio Botín, serán vitales los pasos que de: del otro lado del ring tiene a Alfredo Sáenz consejero delegado del Santander que cuenta con el handicap del rescate del Banco Español de Crédito en la última crisis bancaria en 1993.

Chacón y Botín comparten cartel con otras mujeres: Helen Weir, directora ejecutiva de Lloyds; Margaret Cole, de la Autoridad de Servicios Financieros británica; Delphine Arnault Gancia, directora de Moët Hennessy Louis Vuitton (MHLV); Cecilia Ibru, directora ejecutiva del nigeriano Oceanic Bank International; Lubna Olayan, directora ejecutiva del saudí Olayan Financing Co o la la empresaria jerezana afincada en Reino Unido Christina Domecq, cofundadora y CEO de la tecnológica británica SpinVox.

El Top 50 mundial está encabezado por Sheila Blair, presidenta de la Corporación de Seguros de Depósitos Federales; Indra Nooyi, CEO de PepsiCo.; Barbara J. Desoer, máxima responsable de Tecnología y Operaciones Globales de Bank of America; Xiaolian Hu, vicepresidenta del Banco Popular de China, y la Ministra de Finanzas Francesa Christine Lagarde. Un gran porcentaje de estas 50 mujeres, están en el mundo de las finanzas.

Hace 7 años fue el Top 25 y hace 8 el Top 30. El Top 10 nos dice que pese a lo andado, los tiempos no parecen mejorar para la visibilidad del poder femenino en Europa.

Hace 7 años fue el Top 25 y hace 8 el Top 30. El Top 10 no hace más que decirnos que pese a lo andado, los tiempos no parecen mejorar para la visibilidad del poder femenino en Europa. En 2001 en la lista que encabezaba una finlandesa de 46 años –Sari Baldauf, la presidenta de Nokia Networks- había tres españolas. María Marced, 47 años, co-directora general (EMEA) de Intel Corporation, en el 3º puesto; Magda Salarich, 45 años, directora comercial de Citroën Europa, en el 7º y Rosa Cullel, 43 años, directora general adjunta ejecutiva de La Caixa.

El 2000, con cinco españolas en la lista, fue un año próspero: Fabiola Arredondo (Yahoo!), Ana Patricia Botín (Consejera del BSCH), Esther Koplowitz (Consejera de FCC y Vivendi), Isabel Aguilera (directora gral de Dell España) María Eugenia Girón, presidenta de Carrera & Carrera-y otra vez Salarich daban la talla.

Esperamos que el 2009 no tengamos que competir por el Top 5.

Artículo anteriorLa obesidad mórbida
Artículo siguiente¿Son las mujeres mejores líderes?