Imaginar una sociedad igualitaria con «El cáliz y la espada»

En este clásico, Riane Tennenhaus Eisler explora el legado de las culturas adoradoras de diosas.

84

Treinta años después de su publicación, “El cáliz y la espada. De las diosas a los dioses: culturas pre-patriarcales”, sigue vigente y es una muestra de que una sociedad que supere el modelo de opresión patriarcal es posible y ya ha existido en culturas primitivas.

La autora argumenta que la humanidad, en su origen, no estaba centrada en la lucha y en la competencia, sino más bien en la inclusión y la participación.

Se trata de un clásico de la antropología y la teoría de la evolución humana, que nos invita a imaginar una sociedad verdaderamente igualitaria al explorar el legado de las pacíficas culturas adoradoras de diosas de nuestro pasado prehistórico.

“Sabemos que hubo sociedades antiguas organizadas de manera muy diferente a la nuestra, como confirman las numerosas imágenes de la deidad como mujer en el arte antiguo, los mitos e, incluso, los textos históricos, que no hubieran podido explicarse de otro modo”, se lee en uno de los pasajes del libro.

El pasado nos muestra un futuro posible

El esfuerzo de Eisler está puesto en demostrar que es posible un futuro mejor. La autora, argumenta que la humanidad en su origen no estaba centrada en la lucha y en la competencia, sino más bien en la inclusión y la participación.

En «El cáliz y la espada», ella presenta un nuevo marco conceptual de estudio de los sistemas sociales, centrado en las relaciones entre lo femenino y lo masculino para hablarnos de un mundo donde prevaleció el equilibrio y la comunidad antes que el caos y la destrucción.

Basándose en evidencias provenientes del arte, la arqueología, la religión, las ciencias sociales, la historia y muchos otros campos de investigación, Eisler cuenta una nueva historia de nuestros orígenes culturales. Asimismo, muestra que el conflicto y la guerra de los sexos no tiene origen divino ni biológico.

Tal como señala en otro fragmento de la publicación: “Tiene mucho sentido que las representaciones más antiguas del poder divino con forma humana fueran femeninas en lugar de masculinas. Cuando nuestros ancestros comenzaron a hacerse las eternas preguntas (¿de dónde venimos antes de nacer?, ¿dónde vamos después de morir?), debieron de darse cuenta de que la vida surge del cuerpo de una mujer”.

Eisler cuenta una nueva historia de nuestros orígenes culturales.

El libro fue traducido a 22 idiomas y, según Ashley Montagu, un antropólogo británico-estadounidense que popularizó el estudio de temas tales como la raza y el género y su relación con la política y el desarrollo, es “el libro más importante desde El origen de las especies de Darwin”.

Acerca de la autora

Riane Tennenhaus Eisler es una académica austríaca, escritora, abogada y activista social. Nacida en Viena en 1937, huyó del nazismo hacia Cuba con su familia cuando aún era niña; más tarde emigró a los Estados Unidos.

Para conocer más, pincha aquí