‘Espero aprender la visión empresarial de mi mentor’

368

Silvia García Castaño, es Head of Global Porfolios en BNP Paribas Gestión de Inversiones. Elegida como una de las participantes de la segunda edición del programa Promociona, empezó  trabajando en mercados internacionales en el sector farmacéutico, pero  pronto descubrió su pasión por la gestión de activos. Especializada en mercados financieros, nuestra protagonista de hoy, está casada y tiene dos hijos. Quienes la conocen la ven como una persona íntegra y fiable en la que destacan fuerza, energía y pasión. Los proyectos en los que se “embarca”, hablan de su capacidad para innovar y de su compromiso, dos virtudes que forman parte de su identidad. 

¿Qué es para ti el  espíritu Promociona?
La energía y motor que nos mueve, el saber que somos afortunadas por pertenecer a este grupo de talento que te complementa y las ganas por hacer las cosas de otra forma, por llegar más lejos y por devolver a la sociedad aquello que te ha dado. El tener la seguridad de que este espíritu va a permanecer porque hay 110 mujeres que lo alimentan cada día con su compromiso por aportar a una sociedad en la que el talento sea la base del desarrollo empresarial.

Lo diferencial del programa es el espíritu de crecimiento y superación que impera en cada una de sus actividades, y que viene dado por el perfil de sus participantes, por su fuerza, y por las ganas de cambiar las cosas y contribuir así a una sociedad más justa en la que el talento y la igualdad de oportunidades sean la base del desarrollo empresarial.¿Qué tiene de diferente Promociona?
Promociona es un programa de crecimiento directivo muy completo en el que se integra la formación académica impartida por los mejores profesores de ESADE junto con un planteamiento profundo de crecimiento personal que combina apoyo por parte de “coachs” profesionales y mentores de primer nivel. Además está apoyado por encuentros fuera del ámbito académico sobre áreas de interés, los desayunos y eventos que organiza CEOE, que están enfocados a formar al directivo en otras áreas de conocimiento, y a fomentar el networking de forma activa y eficaz, y la posibilidad de contar con un “mentor” del más alto nivel.

Pero sin duda lo diferencial del programa además de su planteamiento muy acertado, es el espíritu  de crecimiento y superación que impera en cada una de sus actividades, y que viene dado por el perfil de sus participantes, todas ellas directivas de la mejores empresas españolas y multinacionales, por su fuerza, y por las ganas de cambiar las cosas y contribuir así a una sociedad más justa en la que el talento y la igualdad de oportunidades sean la base del desarrollo empresarial.

El programa, al ser sólo de mujeres, ha contado con anécdotas diferentes, que no ocurrirían en un programa mixto; como la cara de sorpresa  de un alumno de ESADE cuando se confunde de sala y entra en un aula solamente de mujeres. Pide perdón y  va cerrando la puerta a la vez que dice en bajito murmura “me he equivocado de sala”. Lo que no sé es si oyó nuestras carcajadas.  El estar todas juntas, y sólo mujeres, han contribuido a generar este sentimiento de grupo que después se ha plasmado en la Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras que hemos fundado. Entre las que sí se pueden contar destacaría las presentaciones que hicimos de comunicación de Alto Impacto, que guardo con especial cariño.  Y el momento Graco del que seguro, oiréis hablar en un futuro próximo.

¿Qué esperas del mentoring? 
Tengo grandes expectativas en este programa. Ya he tomado contacto con mi mentor, y he comenzado aplicar algunas de sus recomendaciones. Espero con su ayuda definir mejor mi estrategia profundizando en la definición de valor, aprender de su visión empresarial, así como de sus consejos sobre cómo crecer tanto profesional como personalmente.

¿Qué recomendarías a las futuras directivas Promociona?
Que continúen y luchen, como hacen cada día, por lograr sus sueños y objetivos, por ser mejores cada día, porque el objetivo merece la pena. También creo que es importante encontrar tu esencia, saber en qué eres diferente, qué puedes aportar tú y no otra persona, desarrollarlo y marcarse una estrategia de hacia dónde te quieres dirigir. Importante también es hacerse más visible, emplear bien el tiempo y “romper las reglas” siempre entendiendo bien la cultura de empresa en la que te mueves, innovar. Y disfrutar con lo que haces, estar presente, y desarrollar a tu equipo con la máxima generosidad.

También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Directivas y Empresarias en nuestra ZONA MUJERES?

 

 

Artículo anteriorRedes sociales para fidelizar clientes
Artículo siguiente17 de junio a las 19 hs: Las Top 100 Mujeres Líderes tienen su cita