Diversidad y salud: dos criterios importantes para definir el estilo del cabello

61

La estética del cabello ha sido, desde siempre, un factor clave para definir el estilo propio de cada mujer. Cortes, colores y peinados han marcado tendencias generacionales, étnicas e incluso ideológicas que, tras el soplo fresco de los años 60, se han mixturado y difundido por el mundo.

A lo largo de la historia, hemos visto que muchos estilos acabaron por transformarse en íconos de algunos períodos. Las pelucas de María Antonieta, los rulos apretados de la Reina Victoria, las cortas melenitas de los años 20 o el flequillo «pin up» de Betty Page causaron furor y modelizaron el aspecto de sus contemporáneas-

También, los productos de peluquería profesional se adaptaron a la evolución de las necesidades de peluqueros y clientas. Herramientas, accesorios y productos se han perfeccionado y diversificado con el paso del tiempo. Hoy, más allá de formas y tonos, la gran protagonista es la salud capilar.

Aunque las famosas del cine y la televisión continúan marcando tendencia, son las influencers quienes captan la atención y cambian conductas desde las redes sociales.

Asimismo, los criterios de preferencia de las mujeres han cambiado con el tiempo, acompañando sus avances sociales y la construcción de su identidad por fuera del ámbito doméstico.

La tendencia actual parece privilegiar tanto las necesidades expresivas personales como la búsqueda de elegancia sin complicaciones. En esa línea, vemos convivir armónicamente diferentes estilos. Se puede estar a la moda luciendo cabellos de todos los colores del arco iris y también con una prolija melena lisa, lograda con la ayuda de planchas de pelo profesionales de peluquería

De la copia a la diversidad

Estar «a la moda» a partir de la copia y masificación de un estilo fue, por mucho tiempo, una norma incorporada a la vida de las mujeres. El famoso corte de cabello que lucía Mia Farrow en «El bebé de Rosemary», la melena rubia y larga de Brigitte Bardot o el ‘shaggy’ de Meg Ryan fueron, cada uno en su época, los más pedidos en los salones de belleza.

Actualmente, aunque las famosas del cine y la televisión continúan marcando tendencia, son las influencers quienes captan la atención y cambian conductas desde las redes sociales. Trucos, cuidados, consejos y tutoriales forman parte de su estrategia, que potencia tanto a marcas instaladas como a pequeños emprendimientos.

Hoy en día, los pedidos que reciben peluqueros y coloristas son de lo más variados. Aunque la moda dicte ciertas pautas, lo más importante parece ser cultivar la diferencia y destacar las dotes naturales de cada cabello.

Así, conviven sin conflicto aquellas mujeres que prefieren la comodidad y el bajo mantenimiento con otras que optan por procesos complejos, sobre todo para la coloración.

Pandemia look

A la hora de hablar de tendencias, no debemos pasar por alto las implicancias de la pandemia de Covid-19. Resulta lógico que tanto el confinamiento como la incertidumbre, hayan hecho que las mujeres opten por cortes y colores más sencillos y naturales.

Además, se ha sumado al look un elemento más: el tapabocas o barbijo. Este accesorio va mejor con cortes de pelo o peinados que despejen la cara. Ello se profundiza en aquellas mujeres que, por su profesión o lugar de trabajo, requieren además el uso de máscaras de protección facial.