Descanso: aunque no te vayas ¡desestresa!

104

Que la crisis cambia los hábitos lo dicen a diario los reportes de economía y consumo y por supuesto las vacaciones no quedan afuera. Por eso tienes que separar la imposibilidad de tener las vacaciones soñadas con seguir inmersa en la rutina laboral.
Gestiona el “desestresamiento”, cambia el tercio, dedícate a pensar, innova en la manera en la que haces las cosas… E invéntate un año diferente.

Deja de darle vueltas a las ofertas, hazte algunas alertas y si alguna merece la pena, anímate. Pero si no hay manera y haciendo cuentas ves que el dinero no llega, reinventa la manera de vacacionar.

Es verdad que es más fácil relajarse lejos del ámbito habitual… pero también puedes hacerlo si te lo propones unas vacaciones terapéuticas que bajen tu nivel de estrés, colaboren con tu salud mental. Permítete tener un horizonte “despejado” para el nuevo año laboral.

Lo que debes  dejar atrás

  • Las demandas de los demás
  • Las demandas propias
  • Reordena los hábitos domésticos para que no te impidan disfrutar
  • Reparte tareas con los demás, concentra lo que puedas en un día a la semana
  • No pasa nada si todo no está perfecto ¡Es tu tiempo de descanso!
  • Olvídate de sobrevivir y empieza a vivir!

¡Descansa!

  • Tu situación es parecida a la de mucha gente, averigua quién no se ha ido y genera encuentros estimulantes.
  • Aprovecha para cambiar de hábitos alimenticios
  • Incorpora el movimiento a tu vida (camina, haz ejercicios, yoga o lo que mejor te encaje).
  • Si no lo haces habitualmente incorpora el hábito de ver algún espectáculo o actividad que te interese.
  • ¡Lee! Invierte tu tiempo en lectura, el beneficio es enorme.

Planifica, planifica, planifica

  • No hace falta que viajes para decidir tus prioridades, camina y piensa
  • Visualízate cómo, dónde, cuándo y con quién quieres estar
  • Pregúntate cuánto tiempo te has dedicado fuera de lo profesional y laboral
  • Apúntate las cosas que hubieras querido hacer y no hiciste
  • Incorpora a tu agenda a partir de septiembre 1 hora semanal sólo para ti
  • Imagínate cómo quieres que sea tu próximo año y piensa si necesitas incorporar formación a tu "mochila" o capital de conocimiento.
  • Pregúntate que harás para que lo que quieras, suceda.
  • Ponte algunas metas profesionales coherentes con lo que sientes y asume un compromiso posible ¡Y hazlo!

    También te pueden interesar…

  • Prográmate para tener la empresa de tus sueños
  • Creatividad para resolver problemas
  • Life Coaching: lidera tu vida
  • Tu independencia económica: hablemos de dinero

    ¿Ya has visitado Espectáculos en nuestra ZONA OCIO Y CULTURA?
Artículo anteriorEl día antes de la felicidad
Artículo siguienteEl poder de la tribu