¿De qué hablamos cuando hablamos de regalar?

307

Entramos en diciembre, aparece el frío repentino, sacamos los abrigos, las bufandas y los gorros. Las calles huelen a chimenea, a humo de castañas asadas y eso solo puede significar una cosa: se acerca la Navidad y cuando se viene esta fiesta encima, siempre me surge la misma pregunta en la cabeza: ¿qué voy a regalar este año?

Los mejores regalos para las mujeres, al igual que los mejores regalos para la mayoría de las personas, son una combinación perfecta de originalidad y consideración. Quieres conseguirle a las mujeres de tu vida artículos que sientan que están hechos para ellas, que sientan suyos y que los hiciste pensando en ellas. Estos regalos deben ser reflexivos, divertidos, personales y útiles. ¿Qué más se puede pedir de un regalo? pero ¿qué se puede regalar a quien ya tiene de todo?

Recuerdos

«El recuerdo es una forma de viaje espiritual por el tiempo, nos libera de las ataduras del tiempo y del espacio y nos permite partir hacia dimensiones totalmente distintas». Eric Kandel.

Hay una gran variedad de regalos originales para mujeres. La memoria es nuestro mejor regalo y nada como unas fotografías para traer esas sensaciones de vuelta. La memoria no solo contiene conocimientos importantes sobre nuestras vidas y nuestros rasgos personales. Viajamos mentalmente en el tiempo a través de los recuerdos que  pueden transportarnos directamente al pasado, a las personas que aparecen en esas imágenes y a la persona que vivió nuestras experiencias anteriores y también nos transporta al futuro, a la persona en la que aún no nos hemos convertido.

Seguro que en más de una ocasión ya lo hemos hecho, a algún amigo o amiga, regalar una fotografía enmarcada de un momento concreto que seguramente la otra persona ha olvidado, ¿y cómo ha reaccionado? ¿Qué cara ha puesto al ver esa imagen de nuevo? y sobre todo, ¿qué hemos sentido nosotros al rememorar con ella también? En un año complicado como es este 2020, un año en el que es posible que no podamos estar junto a nuestros seres queridos es una de las mejores maneras para estar a su lado. Regala un recuerdo y regálate con él.

Belleza

«El estado de tu vida no es más que un reflejo del estado de tu mente». Wayne Dyer.                                           

¿Recuerdas cuándo fue la última vez que las mujeres de tu entorno, tu madre, tu hermana, tu pareja, se concedieron un día para dedicarse a los autocuidados? Puedes prepararles un día de spa o de rejuvenecimiento o un tratamiento antiestrés. Tal vez las uñas de tu amiga necesiten un poco de mimos o unas mechas nuevas en el pelo. Con eso le dices a esa persona que te preocupas por ella, que entiendes su situación y que deseas que se anime.

Pasar todo el día en casa, teletrabajo, toque de queda, bares cerrados puede ser duro, de hecho lo es, todos lo hemos comprobado. Estaréis de acuerdo conmigo que lo peor en estos casos es levantarte y acostarte sin haberte quitado el pijama. Para esa mujer que tienes cerca, de la que te acuerdas a diario y a la que quieres hacer un regalo en estas fechas, dedícale un momento para ella y su autoestima; dedícale un tiempo de autoconocimiento y relajación. Un momento en el que pueda encender incienso, alguna que otra vela y darse un baño con jabones y sales que tú le hayas regalado. O quizá un canasto de utensilios para el cuidado del cabello, o para el cuidado de su piel y de su cara. Échale valor y regálale a esa mujer un momento con sí misma, sin preocupaciones.

Experiencias

«Una experiencia bien realizada es siempre positiva». Gastón Bachelard

De las experiencias vivimos y con ellas crecemos y nos formamos como personas. Con las experiencias creamos sentimientos, emociones y recuerdos. Quizá este sea un momento complicado para regalar experiencias fuera de casa, pero no es imposible. Tal vez no podamos viajar a otros países. Pero existen más opciones.

¿Qué experiencias puedes regalar? Experiencias gastronómicas, un clásico de los paquetes de experiencia, las catas de vino son una opción muy elegante. También puedes optar por una escapada rural. Pasar unos días perdidos en un pueblo. Regala aventura, regala riesgos para esa mujer que no desprecia vivir al límite. Regala una escapada en familia o regala un tranquilo viaje por Europa sola o acompañada. Regálale o regálate una experiencia inolvidable.

También se pueden regalar experiencias idiomáticas. Ya no solo tiene que ver con el hecho de viajar, que hoy en día no se puede, sino con el de mejorar día a día. Si vas a hacer un regalo a alguien que tiene una empresa, ayúdale a mejorar su negocio. Acude a una agencia de traducción en Madrid que facilite la tarea de expandir internacionalmente el negocio, ¿no te parece? Ya sea que se necesite una traducción web , una traducción médica o una traducción jurada, seguro que le sorprenderás.

Los mejores regalos que hacemos son aquellos que nunca se pierden, aquellos que se nos quedan grabados en la memoria. El secreto de un regalo está en la empatía y en el conocimiento que tengamos de esa persona. Para aquellas que lo tienen todo, los recuerdos, los cuidados y las experiencias lo son todo. Recuerda que cada mujer es un mundo y ese mundo hay que cuidarlo.