¿Usas MP3? Puedes perder la audición

96

La campaña ‘No te olvides de tus oídos’, impulsada por GAES Centros Auditivos, alerta de que el uso prolongado de reproductores de música con auriculares, como los MP3, está provocando un aumento de la pérdida auditiva entre los jóvenes. Los expertos señalan que de no tomar las precauciones adecuadas, los jóvenes de hoy tendrán a los 50 años los mismos problemas auditivos que presenta en la actualidad una persona de 70 años.

Esta campaña cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Otorrinolaringología, la Confederación Española de Familias de Personas Sordas y el Ayuntamiento de Sevilla.

La Dra. Amparo Postigo del área infantil del Hospital Virgen de la Macarena advirtió de que en la actualidad un 8 por ciento de la población padece algún problema de audición. De hecho, que Andalucía es la comunidad autónoma con un mayor número de personas con problemas auditivos, con más de 650.000 afectados.

La exposición a ruidos elevados, como la contaminación acústica en las ciudades, discotecas o conciertos, o el uso excesivo del MP3 son alguno de los factores que están provocando una aparición más temprana de la pérdida auditiva.Además, la especialista aludió a estudios que apuntan que la exposición a ruidos elevados, como la contaminación acústica en las ciudades, discotecas o conciertos, o el uso excesivo del MP3 son alguno de los factores que están provocando una aparición más temprana de la pérdida auditiva.

Pese a que estas cifras sitúan a los problemas auditivos como la tercera afección en importancia después de la artrosis y la hipertensión, los expertos lamentan que no se le presta la suficiente atención. Así lo demuestra el hecho de que un 50 por ciento de la población reconozca no haberse realizado nunca una revisión auditiva.

Medidas de la Comisión Europea para paliar el problema
Ante esta problemática, la Comisión Europea ha presentado recientemente una serie de medidas para paliar los riesgos que pueden tener sobre la salud auditiva los reproductores MP3. Entre las recomendaciones de uso que establece el organismo europeo recomienda establecer un volumen máximo de estos aparatos en los 80 decibelios y que la exposición semanal no supere las 40 horas.

Bajo estas indicaciones, propone a los fabricantes incorporar una serie de medidas técnicas para que los aparatos no puedan ser utilizados de forma que perjudiquen la salud de nuestros oídos. Además sugiere la necesidad de incluir en el etiquetado información advirtiendo de los posibles riesgos que puede conllevar hacer un uso excesivo de este tipo de reproductores.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Ciencia y salud en nuestra ZONA ECO/CIENCIA/TIC?

Artículo anteriorPlan Global de Educación Financiera
Artículo siguienteChacho Puebla, Leo Burnett Iberia