Riesgo de pobreza en Euskadi: casi el 90% son mujeres

385

Más del 80% de las personas en riesgo de pobreza y exclusión social son mujeres. En el ámbito laboral, la diferencia salarial anual entre ambos sexos supera los 7.000€. Pero no sólo es en este terreno donde las mujeres se llevan la peor parte, ya que ellas dedican al día casi dos horas y media más a las tareas domésticas y al cuidado de familiares.

Estos son algunos de los datos del estudio ‘Cifras sobre la situación de mujeres y hombres en Euskadi’, que Emakunde realiza cada año. El estudio pone de manifiesto que la igualdad entre hombres y mujeres es, cuando menos, lejana.

El riesgo de pobreza es cuatro veces mayor en las mujeres que en los hombres  Con respecto al poder adquisitivo, la distancia sigue siendo abismal, pues mientras la renta personal media total de las mujeres es de 11.857, la de los hombres casi es el doble, 23.224. Si nos fijamos en los sectores, las mayores diferencias se producen en el sector servicios, que es también el que mayor número de mujeres emplea.

Además de en el ámbito laboral, el género femenino tiene muchas más posibilidades de sobrepasar el umbral de la pobreza. Y es que el 82,9% del total de las personas sin ingresos suficientes para optar a una vida en solitario son mujeres. El porcentaje de riesgo de pobreza se reduce en los hombres al 17,1%. Casi el 50% de los hogares en los que vive una mujer sola se encuentran en situación de riesgo de pobreza o de ausencia de bienestar.

En el ámbito familiar, de nuevo son ellas las que se llevan toda la carga. De las mujeres depende el cuidado tanto de los niños, como de los ancianos y enfermos, ya que superan a los varones en más de dos horas.

Contra las cifras
Antes estos datos, Emakunde ha puesto en marcha una campaña de sensibilización en torno a las desigualdades que existen entre ambos sexos. ‘Las cifras no engañan’ se basa en tres spots que se emiten en las televisiones autonómicas vascas ETB-1 y ETB-2 en el mes de diciembre.

La ejecución de la campaña ha sido posible gracias a la colaboración entre EITB y Emakunde.

También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD?

 

Artículo anteriorEl fomento del ocio en nuestros mayores mejora su calidad de vida
Artículo siguienteCon Marine Le Pen crece la derecha francesa