Con Marine Le Pen crece la derecha francesa

283

Marine Le Pen, divorciada dos veces y madre de tres hijos, renovó las consignas de la derecha francesa. En las elecciones regionales de mediados de año obtuvo el 22% de los votos y hoy cuenta con el 27% de popularidad y el 14% la votarían hoy.

Nacida en 1968, y abogada de profesión, la hija del líder del partido de ultraderecha Frente Nacional está a un paso de ocupar el lugar de Jean Marie Le Pen en la dirección del movimiento más poderoso de la extrema derecha europea.

La semana pasada comparó la plegaria de los musulmanes en las calles de Francia -faltan lugares para el culto musulmán- con la ocupación de Francia por la Alemania nazi. "No se hace con blindados ni con soldados, pero es también una ocupación", dijo. Así encendió la polémica, una estrategia que aprendió de su padre para ganar visibilidad.

A mediados de enero se definirá la conducción del movimiento, y Marine Le Pen enfrentará a Bruno Gollnisch en el congreso del partido que se celebra en la localidad de Tours."Pongo el dedo allí donde duele, y esa verdad remite a la clase política a sus renuncias, a su ceguera, a su cobardía", describió. Y calificó a los partidos de Francia, PS, UMP y ecologistas, de "sepultureros de la República".

A mediados de enero se definirá la conducción del movimiento, y Marine Le Pen enfrentará a Bruno Gollnisch en el congreso del partido que se celebra en la localidad de Tours. Gollnisch tiene 60 años, es profesor universitario y uno de los primeros ultraderechistas que, después de Le Pen, apareció con corbata. Tanto Marine Le Pen como Gollnisch representan la extrema derecha modernizada, civilizada, lejos de las esvásticas que tan mala prensa les han dejado.

 

 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Actualidad y economía en nuestra ZONA INTERNACIONAL? 

 

 

Artículo anteriorLas mujeres copan Facebook
Artículo siguienteSodexo forma a mujeres vulnerables para el mercado laboral