Mujeres y planificación familiar: derechos y mitos a tener en cuenta

La mayoría de los abortos practicados en España son tempranos: el 70,97% se realizan en las primeras ocho semanas de gestación y el 23,63%, entre la novena y la decimocuarta semana.

180

El acceso a métodos anticonceptivos y a la educación sexual ha mejorado notablemente en los últimos años. Esto ha permitido que se consolide la tendencia de evitar embarazos avanzados. Aun así, sigue siendo un tema complejo de abordar y sobre el cual las opiniones son muy divididas.

De a acuerdo con la Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, la decisión de ser madre y cuándo serlo “constituye uno de los asuntos más íntimos y personales que las personas afrontan a lo largo de sus vidas”.

Desde esta perspectiva, los poderes públicos no deben interferir en esta decisión y deben poner al alcance de quienes lo precisen servicios de atención sanitaria, asesoramiento o información.

“los derechos humanos de las mujeres incluyen el derecho a tener el control y a decidir libre y responsablemente sobre su sexualidad, incluida la salud sexual y reproductiva, libre de presiones, discriminación y violencia”.

Cifras y normas

Las cifras oficiales indican que la mayoría de los abortos practicados en España son tempranos: el 70,97% se realizan en las primeras ocho semanas de gestación y el 23,63%, entre la novena y la decimocuarta semana.

En coincidencia con la Plataforma de Acción de Beijing, la norma vigente reconoce que “los derechos humanos de las mujeres incluyen el derecho a tener el control y a decidir libre y responsablemente sobre su sexualidad, incluida la salud sexual y reproductiva, libre de presiones, discriminación y violencia”.

Es vital que, ante esta situación, las mujeres acudan a una institución regulada y especializada en el tema, para que las condiciones sean las mejores y el apoyo brindado colabore en que no sea una experiencia traumática.

Los mitos

A pesar de los avances en educación y prevención de embarazos no deseados, la legislación vigente y la labor de numerosas organizaciones que trabajan para sensibilizar y educar sobre planificación familiar en España, siguen existiendo muchos mitos relacionados con la interrupción voluntaria del embazo.

En nuestro país, existe una red que garantiza la práctica del aborto gratuito y seguro en centros públicos y privados, donde se analiza el caso y se proporciona la información necesaria para poder decidir. Dependiendo las semanas de embarazo, la mujer puede optar por el método más adecuado, farmacológico o instrumental.

Enumeramos algunos de las creencias frecuentes que infunden temores y falsas creencias sobre el tema:
  • Después de abortar, ya nunca podrás quedarte embarazada: Es una creencia falsa, ya que los procedimientos para la interrupción voluntaria del embarazo son seguros y eficientes cuando se realizan de manera adecuada, y si se llevan a cabo en una institución autorizada. Cuando este procedimiento se realiza manera correcta, la mujer conserva sus órganos reproductivos en perfecto estado.
  • Los abortos son peligrosos: Es una práctica que requiere que sea realizada por personal de salud idóneo. Además, dentro de los primeros meses de gestación resulta un procedimiento sencillo y seguro. Es precisamente en aquellos países donde el aborto es ilegal donde existe mayor riesgo con un índice de 70 fallecimientos por cada 100.000 interrupciones.
  • El aborto causa trastornos psicológicos: La realización de un aborto legal bajo condiciones seguras impide que la mujer esté expuesta a condiciones precarias y riesgosas. Tanto la ilegalidad como la clandestinidad, así como la soledad y el silencio que vienen precedidos de quién se practica un aborto de manera incorrecta son algunas de las principales causas que afectan el bienestar psicológico de la mujer que decide abortar y los consiguientes sentimientos de culpa.
  • El aborto un proceso irresponsable y egoísta: Existen mil y una razones para decidir interrumpir un embarazo, y por lo regular las mujeres que deciden llevar a cabo este proceso lo hacen después de reflexionar y meditar sus capacidades, deseos, y posibilidades en cuanto a si es el mejor momento para tener un bebé. Desafortunadamente, debido a los juicios y a la falta de información, día a día nacen muchos pequeños cuya calidad de vida no es nada alentadora. Inclusive, pueden llegar a fallecer poco tiempo después de su alumbramiento, debido a las condiciones precarias de las familias en las que nacen, así que, si esto se puede evitar, claramente no se trata de un acto egoísta.
  • El límite de tiempo para realizarse un aborto es de 12 semanas: Es cierto que luego de las 12 semanas de gestación, la interrupción baja su nivel de seguridad de un 99.5% a un 99%. De tal forma que, lo más recomendable es que sea durante ese lapso de tres meses.

Es vital que, ante esta situación, las mujeres acudan a una institución regulada y especializada en el tema, para que las condiciones sean las mejores y el apoyo brindado colabore en que no sea una experiencia traumática.

Artículo anteriorNevenka, la masculinidad hegemónica y las náuseas de hoy
Artículo siguienteLas ciudades utópicas, más cerca que nunca
Perfil Oficial de Mujeres y Cia