Los juguetes y la publicidad sexista: es hora de tomar nota (y conciencia)

La publicidad relacionada con juguetes continúa insistiendo en la división de género. El Ministerio de Consumo lanza una campaña a través de una Huelga de Juguetes simbólica en pro de la igualdad.

Estamos en épocas de Navidad y Reyes Magos, y la ametralladora televisiva y de redes sociales parece no entender que los tiempos están cambiando en materia de quién puede y quiere jugar con qué tipo de juguetes.

El artículo de Violeta Molina Gallardo, publicado en El periódico de España, grafica muy claramente el día a día de los anuncios orientados a la recreación infantil: «Una voz angelical invita a entrar en un «mundo mágico» para dar el biberón y cambiar el pañal de un bebé, acto seguido un vozarrón gutural narra a gritos una competición de coches. Superhéroes musculados, muñecas sexualizadas, juegos de maquillaje, peleas de pistolas… Quien se asome una mañana de domingo a la televisión, encontrará que la publicidad dirigida a los más pequeños aún dibuja, bien entrado el siglo XXI, un mundo sexista, compartimentado y plagado de estereotipos».

La periodista continúa: «Niñas buenas que cuidan, niños aguerridos que luchan. Un mundo rosa, pequeño y segregado para ellas; el resto de la paleta de colores y todos los espacios del universo para ellos. El mundo pelea por avanzar hacia la igualdad, pero la publicidad de juguetes se empeña en permanecer anclada en el pasado».



El artículo explora datos y estrategias, detallando cada una de las consecuencias con el respaldo de voces expertas. Leer el artículo completo

Mandatos que pueden perjudicar a todos

Las expertas en igualdad y género Yolanda Domínguez y Violeta Molina han hablado en el programa radial «La Ventana» sobre cómo afecta el sexismo en los juguetes, no solo a niñas, sino también a niños.

Yolanda Domínguez advirtió: parece que solo las niñas son perjudicadas, pero los últimos años, los juguetes hipermusculados para niños se han incrementado y, al igual, las enfermedades de vigorexia (trastorno psicológico, también conocido como dismorfia muscular o complejo de Adonis, cuya principal característica es una manía por ganar masa muscular porque el enfermo tiene una imagen no realista de su cuerpo). La aceptación del propio cuerpo también pasa por esos modelos de juguetes.

Por su parte, Violeta Molina expresó: Los juguetes también son espacios de poder. Les estamos diciendo a los niños «tienes que ser poderoso»; «no tienes que hablar con el de al lado, sino que tienen que ser el más fuerte». A ellas las estamos dejando relegadas al espacio doméstico, al cuidado, al «ser buena» al «ser bella». Es malo que te digan «tienes que ser poderoso2 como «no vas a ser poderoso». Habrá niños que no quieren ser poderosos. Construimos masculinidades y feminidades. La igualdad es avanzar en la vida con las mismas posibilidades, para unos y para otros.

Huelga de juguetes

Claro que hay voces que toman cartas en el asunto, y lanzan un mensaje a la comunidad, pero también a la industria juguetera. Así, el Ministerio de Consumo ha lanzado una campaña para sensibilizar a toda la población y, en especial, a las familias sobre la importancia del juego en el desarrollo de la infancia y el impacto negativo de la publicidad sexista.

Artículo anteriorLynn Martin es la nueva presidenta de la Bolsa de Nueva York
Artículo siguiente¿Notas una pérdida de visión con el paso de los años?
Perfil Oficial de Mujeres y Cia