Hoteles de montaña para pasar el verano más fresco que recuerdas

La montaña y los entornos rurales se han convertido en una vía de escape para muchas personas, que encuentran allí el aire y la paz que necesitan.

28

Aunque lo habitual es relacionar las vacaciones de verano con la playa, cada vez son más las personas que eligen la montaña y entornos rurales para disfrutar de su merecido descanso anual.

La montaña ofrece todo aquello que en la playa es difícil de encontrar: entornos poco concurridos, naturaleza para realizar excursiones, nada de aglomeraciones, temperaturas frescas y, si buscas en el lugar adecuado, precios mucho más baratos que los habituales destinos de costa.

Por eso, hace ya un tiempo que el turismo de montaña está de moda. En unas sociedades cada vez más dinámicas, en la que falta tiempo para dedicárnoslo a nosotros mismos, la montaña y los entornos rurales se han convertido en una vía de escape del mundanal ruido. Muchas personas encuentran allí el aire y la paz que necesitan.

En la montaña, todo parece discurrir más lento. Hay tiempo para pararse y contemplar el paisaje. Para observar la naturaleza salvaje. Para quedarse contemplando un río. Para pasear sin rumbo. Para tumbarse al sol o a la sombra. Éstas son actividades que nos reconectan con nuestros orígenes, alejándonos de los lugares artificiales y masificados que son las ciudades.

Dicho todo esto, estamos en plena temporada veraniega. Hace tiempo que los hoteles lanzaron sus ofertas, y es posible que en muchos de ellos no encuentres ya habitación. Sin embargo, hay webs específicamente diseñadas para encontrar ofertas de última hora. Por eso, aquí vamos a proponerte algunos hoteles de montaña con BuscoUnChollo, que ha seleccionado algunas de las mejores ofertas disponibles en su web para los próximos días.

Andorra, la montaña hecha país

Andorra es uno de los países más montañosos del mundo. La razón es sencilla: este microestado en la frontera pirenaica entre España y Francia tiene apenas 468 kilómetros cuadrados de superficie (una cuarta parte que la provincia española más pequeña), todos los cuales, obviamente, están en zona de alta montaña. Por eso, su altitud media roza los 2000 metros de altura sobre el nivel del mar.

Andorra.

Tradicionalmente se vincula a Andorra con el turismo de invierno. Decenas de miles de españoles y franceses visitan cada temporada sus fantásticas pistas de esquí. Ahora bien, visitar Andorra en verano también es una delicia. Más aún, a los precios espectaculares, ya que para ellos el verano es temporada baja.

Por ejemplo, puedes disfrutar de dos días y una noche en un hotel con spa de cinco estrellas, en habitación con hidromasaje, por 46 euros por persona. Es solo un ejemplo. En BuscoUnChollo hay una decena de ofertas similares, para que te alojes en hoteles de lujo como este, o en pequeños hoteles con encanto, ideales para una escapada romántica.

Visitar Andorra en verano también es una delicia. Más aún, a los precios espectaculares, ya que para ellos el verano es temporada baja.

Si os apetece salir del hotel, el Principado tiene todo lo que puede ofrecer el turismo de montaña. Naturaleza, verde, excursiones y pueblos bonitos.

Desde aquí te recomendamos una ruta por sus fabulosas iglesias románicas, construidas hace más de mil años. También conviene aprovechar para descubrir sus coquetos pueblos, como Pal, Fontaneda, Bixessarri, Ordino, Anyós, Llorts o Les Bons. Por último, recordarte lo que probablemente ya sepas: una excursión a Andorra no está completa sin un rato de compras en Andorra La Vella.

Cantabria, mar y montaña

Cantabria es el destino perfecto para una escapada rural. Esta pequeña región tiene todos los atributos de las regiones de montaña, con la particularidad de que en un rato estás en la playa.

De esta forma, a menos de una hora en coche tienes a tu disposición el mar cantábrico, los escarpados acantilados de la costa, verdes valles y una cordillera que incluye el paraíso natural de los Picos de Europa.

Cantabria.

Si vas a Cantabria, no dejes de visitar los pueblos encajados en sus valles (como el del Valle del Saja). Fontibre, donde nace el Ebro, o Potes son visitas obligadas. Muy cerca está el Parque Natural de los Collados del Asón, un lugar muy apreciado por senderistas, los escaladores, los espeleólogos, los piragüistas y, en definitiva, cualquier amante de la montaña.

Cantabria tiene todos los atributos de las regiones de montaña, con la particularidad de que en un rato estás en la playa.

Sin duda, la montaña más querida y famosa de Cantabria son los Picos de Europa, uno de los parques nacionales más visitados de España. Situado en la frontera con Asturias, tiene cimas superiores a los 2.500 metros, pero apenas dista 15 kilómetros del mar. Para los amantes de la naturaleza es una delicia, pues con suerte podrán contemplar ejemplares de buitre leonado o rebeco. Menos suerte tendrá el que se tropiece con el poderoso oso pardo.

Por último, y hablando de animales, no podemos dejar de mencionar el parque de Cabárceno. Es un lugar ideal para visitar con niños, en el que podrán descubrir bisontes, avestruces, hipopótamos, leones, dromedarios…750 hectáreas en las que habitan en semilibertad unas 120 especies de animales provenientes de los cinco continentes. Para visitar Cabárceno aún puedes encontrar ofertas de tres días y dos noches en una hostería, en régimen de Alojamiento y Desayuno más una entrada de día completo al parque Natural de Cabárceno por persona y reserva. Todo, por 135 euros por persona.

Artículo anteriorIsabel Pardo de Vera, número dos del Ministerio de Transportes
Artículo siguienteMabel Lozano: el Goya mas importante sería una ley integral contra la trata
Perfil Oficial de Mujeres y Cia