Europa para la mayoría, no para las élites

423

Europa se enfrenta a unos niveles de pobreza y desigualdad inaceptables. En vez de dar prioridad a las personas, la toma de decisiones políticas está cada vez más influida por las élites ricas que las manipulan para su propio beneficio, lo cual agrava la pobreza y la desigualdad económica y erosiona sustancialmente y de forma continuada las instituciones democráticas. Las medidas de austeridad y los injustos sistemas fiscales europeos tienden a favorecer los intereses particulares de los poderosos. Es hora de cambiar el curso de la pobreza y la desigualdad en Europa, anteponiendo a las personas frente a todo lo demás.

En este contexto, Oxfam publicó un informe que denuncia como el continente más rico del mundo (cuyo PIB per cápita promedio es 26.000 euros), confronta niveles de pobreza que son inaceptables: casi una cuarta parte de la población europea (123 millones de personas) se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social  y de ellos, casi 50 millones viven con privaciones materiales severas.
Los colectivos que más están sufriendo son las mujeres, los jóvenes y los inmigrantes. En la Unión Europea, 8,5 millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza aún teniendo trabajo.
Los colectivos que más están sufriendo son las mujeres, los jóvenes y los inmigrantes. En la Unión Europea, 8,5 millones de personas se encuentran en riesgo de pobreza aún teniendo trabajo. Esta realidad convive con pequeñas élites que acumulan más y más riqueza: en Europa, entre 2010 y 2013, el sector de bienes de lujo se incrementó un 28%, y somos el hogar de 342 milmillonarios, quienes acumulan una riqueza de cerca de 1,5 billones de dólares.

De hecho, el informe denuncia que la influencia que ejercen grandes empresas, personas muy ricas y ciertos grupos de interés sobre la toma de decisiones políticas en el seno de la UE, tiene un impacto negativo en el aumento de la pobreza y la desigualdad.

Lejos de lo que algunos nos quieren hacer pensar, esta tendencia de aumento de la pobreza y la desigualdad no es fortuita (y mucho menos está provocada por la entrada de inmigrantes/refugiados), sino que es el resultado de (malas) decisiones políticas por parte de los gobiernos y las instituciones europeas. El informe señala dos paquetes de políticas que están exacerbando el aumento de la desigualdad y la pobreza: las medidas de austeridad adoptadas en la UE y las decisiones en materia fiscal.

El informe se basa en un exhaustivo análisis de datos que se recogen en el informe técnico “DATOS DE REFERENCIA DE ‘EUROPA PARA LA MAYORÍA, NO PARA LAS ÉLITES’ Análisis de los datos sobre desigualdad de 28 países de la Unión Europea”, y en la base de datos que hemos resumido un documento de Excell que les permitirá reproducir y analizar los datos para cada uno de los 28 países de la Unión Europea.

Puedes ver el informe completo aquí

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado nuestra ZONA ACTUALIDAD?     

 

 

Artículo anteriorEl 45% de las mujeres cree que no hay equidad de salarios
Artículo siguienteTITERESCENA 2015/2016 comienza con ‘Sienta la cabeza’