El 10% son extranjeros

286

La suma de nacionalidades dentro de una empresa resulta una ventaja a la hora de conocer las necesidades de un cliente cada vez más internacional y diverso. Si bien es cierto que esta diversidad puede dificultar la gestión, porque hay más puntos de vista y mayor discrepancia de criterios, el resultado es mucho más rico. Lo dice Silvia Vílchez, directora de Relaciones Corporativas de MRW.

Paridad sin discriminación positiva

La gestión de la diversidad dentro de MRW no sólo alcanza a la inmigración sino también a las acciones relacionadas con género y capacidades físicas. En cuanto a lo primero, género, MRW siempre ha destacado, desde sus inicios hace 31 años, por mantener la igualdad en la contratación, promoción y retribución. En la actualidad, la plantilla de MRW Central está compuesta por un 56,64% de hombres y un 43,46% de mujeres. Esta cifra no disminuye según aumenta las responsabilidades, algo sintomático en muchas empresas españolas y europeas. Aquí, el 42,7% de los puestos directivos están ocupados por mujeres. La clave de esta igualdad, sin necesidad de tomar medidas de discriminación positiva, es una jornada de trabajo continuada que más del 90% de los empleados tiene; el otro 10% cubre la franja horaria en las que las franquicias están abiertas. Esto permite conciliar la vida familiar-laboral sin tener que renunciar a una de estas dos esferas.

Como muestra de esta implicación por la igualdad, MRW es una de las empresas adscritas, desde 1997, al Programa Óptima, de igualdad de oportunidades hombre-mujer, promovido por el Instituto de la Mujer; además es pionero de Proyecto PI, impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona en 2001, cuyo objetivo es sensibilizar sobre la igualdad de géneros dentro del tejido empresarial.

En cuanto a la Discapacidad, en 1997 MRW firmó un convenio con Fundosa (Sociedad Instrumental de la Fundación ONCE)) mediante el cual la marca se comprometía a facilitar la inserción en el mundo laboral de personal con discapacidad. Actualmente, el 7.04% de la plantilla tiene alguna discapacidad (el 10,68% en la central administrativa).

Artículo anteriorMujeres Líderes Iberoamericanas
Artículo siguienteLos europeos ya combaten el cambio climático