Ejecutivos europeos, en contra de las cuotas de género obligatorias

174

El 82% de los ejecutivos europeos se opone a la implementación de cuotas obligatorias que garanticen la presencia de mujeres en sus consejos de administración, como revela un estudio de Allen & Overy que mide la opinión respecto de distintas normativas que inciden en el buen gobierno. El máximo punto de acuerdo lo expresaron el 77% de los encuestados que aseguran que la remuneración variable ligada al rendimiento mejora los beneficios de la empresa.

"Está claro que los ejecutivos son escépticos ante el concepto de la misma talla para todos", declaró Íñigo Gómez-Jordana, socio director de Allen & Overy Madrid. Según él los datos de la encuesta realizada a 100 ejecutivos de toda Europa demuestran que "el gobierno corporativo es un producto de la regulación local y de la cultura, que equilibra la necesidad de crecimiento con la necesidad de gestionar el riesgo". El 11% de los encuestados opinó que sus respectivas políticas antisoborno los han obligado a rechazar oportunidades de negocio en los últimos doce meses.ç

"El gobierno corporativo es un producto de la regulación local y de la cultura, que equilibra la necesidad de crecimiento con la necesidad de gestionar el riesgo" En líneas generales, el estudio constata que casi la mitad de los ejecutivos europeos es contrario a la introducción de un reglamento sobre el buen gobierno corporativo paneuropeo, aunque los resultados revelan que un 64% de los ejecutivos británicos está en contra de la introducción de reglas aplicables a toda la Unión Europea, frente al 65% de los ejecutivos europeos que está a favor.

Buen gobierno
De hecho, la cuestión del género no es la que más les preocupa. El 49% de los encuestados tampoco quiere que la Comisión Europea introduzca una armonización del gobierno corporativo paneuropeo. Entre ellos, el 44%opina que sería más apropiado tener códigos locales y un 24% considera que la normativa local en marcha es suficiente.
El 73% coincide en que los códigos voluntarios juegan un papel en la mejora de los estándares de compromiso.

Inversores institucionales. El 78% de los ejecutivos consideró que deberían adherirse a un código de conducta, y el 57% sostuvo que ese código debería ser internacional.

Accionistas. El 57% aseguró verlos más comprometidos, y el 63% dijo que las reuniones privadas y las presentaciones son la mejor forma de lograr que ese compromiso crezca.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Diversidad y RSE en nuestra ZONA EMPRESAS?

Artículo anteriorEn comunicación bilingüe, el detalle sí importa
Artículo siguiente¿La suerte de la fea, la bonita la desea? Nuevo rol liberador de las mujeres