Dilma Rousseff acusa al `proteccionismo feroz´

288

La presidenta brasileña Dilma Rousseff, criticó el "proteccionismo feroz" que los países desarrollados implementan a través de la guerra cambiaria, la cual "canibaliza" a la industria brasileña, que tuvo una caida del 3,4% en enero pasado.

Al igual que lo hizo hace durante un encuentro con la canciller alemana Angela Merkel, la presidenta volvió a cargar contra la "devaluación cambiaria artificial que es una de las formas de proteccionismo más feroz que hay".

"Brasil va a tomar, institucionalmente, medidas para garantizar que nuestro mercado interno no sea canibalizado, hay una caída en la industria pero ésta puede ser revertida, no se podría revertir si dejáramos que la actual situación continúe durante dos o tres años", declaró Rousseff.

El organismo oficial de estadísticas informó la semana pasada que la industria tuvo un repliegue del 3,4% en enero ante el mismo mes del año pasado, lo cual se inscribe en un "proceso de desindustrialización", dijo el empresario Paulo Skaf, titular de la Federación de Industrias de Sao Paulo.

"En los últimos tiempos han quedado de manifiesto dos enfoques totalmente distintos en materia de política económica y particularmente en materia de relaciones en el proyecto de integración que compartimos"
Criticas al Mercosur y a la Argentina desde Uruguay
El vicepresidente de Uruguay, Danilo Astori, criticó hoy la situación del Mercosur, debido a las medidas proteccionistas que llevan a cabo Argentina y Brasil, socios del bloque junto a Paraguay.

"Hasta ahora Argentina ha desconocido por completo el Tratado de Asunción mientras que Uruguay lo ha cumplido fielmente", señaló Astori en una entrevista con el diario La República.

Indicó que "en los últimos tiempos han quedado de manifiesto dos enfoques totalmente distintos en materia de política económica y particularmente en materia de relaciones en el proyecto de integración que compartimos".

Astori precisó que Argentina adoptó "un proyecto progresivamente proteccionista", mientras que Uruguay mantiene "una actitud de apertura".

Apuntó que de la concepción original del Mercosur, que se planteaba como un tratado "muy abierto" con dos excepciones para el azúcar y la industria automotriz, "en la práctica hoy, en las relaciones con Argentina, y también en algunas con Brasil, prácticamente no queda nada".


También te pueden interesar…

¿Ya has visitado ARGENTINA en nuestra ZONA INTERNACIONAL?