Carla Antonelli: Primera diputada transexual en España

883

"Será un momento histórico, del cual no voy a dejar escapar ni un solo segundo. He llegado hasta aquí -y no ha sido fácil- quiero demostrar que las personas transexuales podemos y debemos de estar en todos los espacios y ámbitos laborales", ha señalado Carla Antonelli, la primera mujer transexual diputada en España.

Sólo ha habido un precedente en el continente europeo, la diputada italiana, Vladimir Luxuria. Y en el mundo, la primera fue Georgina Beyer, parlamentaria transexual y aborigen de Nueva Zelanda.

En el acto, donde se procederá a la entrega y juramento del acta a los diputados y diputadas electos en los últimos comicios autonómicos de Madrid, Carla Antonelli será una de las parlamentarias electas que accederá a dicho cargo.

Quiero demostrar que las personas transexuales podemos y debemos de estar en todos los espacios y ámbitos laborales", ha señalado Carla Antonelli, la primera mujer transexual diputada en EspañaIdentidad de Género
Carla Delgado Gómez
, según aparece en su D.N.I., y nombre con el que figuraba como número 18 de las listas del Partido Socialista de Madrid, es una activista histórica por los derechos de transexuales, lesbianas y gays en España, pronunciándose públicamente al respecto en medios de comunicación desde el año 1977.

Fue imagen visible de la Ley de Identidad de Género, promulgada en el 2007, llegando incluso al planteamiento de una huelga de hambre si esta normativa no era firmada por el Consejo de Ministros. Las aéreas de trabajo donde Carla Antonelli hará especial hincapié son las de movimientos sociales, cultura, temas LGTB e igualdad.

"Me honra ocupar un escaño en La Asamblea de Madrid, gracias al compromiso de un partido que cree en la igualdad como fundamento. Destacando el coraje del Secretario General del PSM, Tomás Gómez".

También te pueden interesar…

 

¿Ya has visitado Actualidad y economía en nuestra ZONA INTERNACIONAL?

 

Artículo anteriorMarta Urbano: ¨Las oposiciones son una carrera de fondo¨
Artículo siguienteLos labios se visten de verano