Andalucía: inserción laboral reduce el maltrato

124

Micaela Navarro, consejera para la Igualdad y Bienestar Social, ha presentado un estudio sociológico realizado a mujeres víctimas de violencia de género que han participaron del Programa Cualifica de la Junta de Andalucía. Este programa tiene como finalidad la inserción laboral de estas personas mediante la mejora de sus competencias profesionales. El estudio revela que el 71 por ciento de las mujeres que concluyeron el programa no ha vuelto a sufrir episodios de violencia de género.

En su presentación, realizada en Cádiz tras la inauguración de un centro de la mujer junto a Bibiana Aído, titular del Ministerio de Igualdad, Navarro señaló que este estudio está subvencionado por el Ministerio de Igualdad y ha sido realizado por el Instituto Andaluz de la Mujer, en colaboración con la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo.

Se ha facilitado la emancipación económica y un nuevo escenario de autonomía personal. Así, 50 por ciento de las usuarias están empleadas y casi el 40 por ciento están en búsqueda activa de empleo.El objetivo de este trabajo era conocer la situación actual de las mujeres que han participado en las siete ediciones del programa de inserción sociolaboral Cualifica, así como tener conocimiento de los recursos utilizados, tanto institucionales como personales, en el proceso de salida de la situación de violencia que habían vivido, y saber cuál es su situación sociolaboral y familiar actual, entre otros aspectos relevantes.

Así, entre otros resultados, el estudio señala que el 60 por ciento de las beneficiarias llegó al programa tras sufrir, al menos, dos agresiones y después de una sola ruptura con el agresor. Además, el 81.8 por ciento de las mujeres solicitó ayuda legal gratuita y seis de cada 10 demandó medidas de protección, todo esto después de haber denunciado como mínimo dos veces a sus parejas.

En cuanto a la situación sociolaboral, el estudio determina que se ha facilitado la emancipación económica y un nuevo escenario de autonomía personal. Así, 50 por ciento de las usuarias están empleadas y casi el 40 por ciento están en búsqueda activa de empleo. Por tramos de edad, las mujeres entre 41 y 50 años son las más activas laboralmente con contrato, mientras que, en la situación contraria, se encuentran las jóvenes entre 20 y 30 años y las mujeres de más de 51 años.

También te pueden interesar…

 

 

Artículo anteriorSi comemos lo mismo, ¿por qué yo engordo?
Artículo siguienteLas mujeres y el tiempo dedicado a ´cuidar´a los demás