Pau Ninja: Vivir sin jefes en la era milenial

Si sueñas con no depender de un sueldo a final de mes, convertirte en tu propio jefe y poder trabajar donde te plazca, ‘Vivir sin jefes en la era milenial’, de Pau Ninja, es tu libro.

144

La historia de Pau Ninja saltó a la palestra con la publicación de una entrevista en uno de los diarios de tirada nacional más importantes. En ella le bautizaban como «El rey de los milenials». El dato de ganar seis cifras al año, sin tener que acudir a un puesto de trabajo, viajando por todo el mundo, y siendo su propio jefe encandiló a las nuevas generaciones que luchan por llegar a fin de mes. Esa publicación se hizo viral y el sobre nombre de “El rey de los milenials” se unió a él para siempre. Ahora, con su libro ‘Vivir sin jefes en la era Milenials’, podemos conocer los entresijos de este cuento de hadas del siglo XXI contado por su propio protagonista.

Pau Ninja era un dominio de internet que quedaba libre y sobre el cual el autor comenzó a construir su pequeño imperio. Tres años le costó pasar de trabajar en un almacén de una conocida marca deportiva francesa a ganar un montón de dinero con webs de afiliación donde se recomiendan productos con enlaces a distintas tiendas online.

Busca la pasión por la que estás dispuesto a dar meses de tu vida y desarróllala hasta que puedas vivir de ella, nos recomienda el autor, es el único camino. Es allí donde está el negocio. Cada vez que un cliente compra un artículo pasando por una de sus páginas, él recibe una comisión que va desde el 3% al 10%.

Esos ingresos se consiguen como resultado de esfuerzos pasados, al igual que libros como éste, alquilando inmuebles, o con páginas webs. “¿Que todavía no te queda claro lo que hago? Básicamente, recomiendo productos en webs de afiliación —¡lo que sea!— que llevan a enlaces de tiendas online. Si alguien acaba comprándolos tras pasar por mi web…, voilà! Yo me llevo una comisión. Sin hacer nada más”, explica el autor.

Entre los valiosísimos consejos que Pau nos brinda a lo largo de la obra destaca la organización del tiempo diario. No hay que poner las horas de cada actividad. Todas las tareas van a la sección de “día entero” y no a ciertas horas en concreto. Muchos se piensan que, si encuentran esa pasión a la que pueden acudir diariamente, se forma una especie de rutina mágica increíblemente fácil de seguir.

A esto, el autor añade que debemos asumir responsabilidades para encontrar el sentido. “Para conseguir cualquier objetivo en el que se necesite tiempo para alcanzarlo, la rutina jugará un papel importante. Cuando haces algo que te apasiona o que simplemente te gusta hacer porque le encuentras un sentido que te llena los días y el alma, estás asumiendo la responsabilidad de dedicarte a ello”, afirma.

Tampoco debemos caer en la trampa y focalizarnos en la competencia como la mentira que nos vamos diciendo para no tomar acción en aquello que siempre hemos querido hacer. “No esperes a que nadie te dé un empujón para ponerte en movimiento. Da tú el primer paso y ve aumentando la velocidad. Al fin y al cabo, no vales nada… y por eso puedes hacerlo todo”, asegura Pau Ninja.

Una cosa más, el móvil sin datos.

Te conectas a internet cuando encuentras wifi, pero en los trayectos en tren, metro o autobús, aprovecha para leer un libro, aprender algo, no para cotillear perfiles de gente que ni siquiera te interesa.

Para crear un negocio debemos tener una mentalidad de abundancia y prosperidad. Muchas veces no sabremos identificar qué es lo que tenemos que dejar ir, o de dónde ha nacido un pensamiento. Vergüenza, apatía, sufrimiento, culpa, miedo, deseo, ira y orgullo son sentimientos negativos que nos debilitan. Debemos dejarlos ir instantáneamente.

Neutralidad, voluntad, aceptación, razón, amor, alegría y paz son sentimientos positivos que nos fortalecerán, que pertenecen al poder. “Porque no debemos olvidar que nuestra situación es mejor que la de la mayoría de los humanos del planeta y, no contentos con ello, encima creemos que valemos más que el saco de carne que somos. Así vamos por la vida, con actitud arrogante, creyéndonos únicos y tasando nuestro valor por encima del resto. Por este motivo, la mayor lacra del mundo es el ego, que es de donde salen todas esas pestes; de pensar que valemos más por ser quienes somos o por el pasaporte que tenemos”, analiza el autor.

Vivir sin jefes en la era milenial es un libro directo, sin medias tintas, escrito con un estilo fresco y amigable. Pau habla alto y claro usando ejemplos concretos, no teorizando sobre los posible nichos de mercado o la mejor manera de invertir lo que generemos.

Busca la pasión por la que estás dispuesto a dar meses de tu vida y desarróllala hasta que puedas vivir de ella, nos recomienda el autor, es el único camino.