Si eres asertiva, comunicas mejor

118

Querida María:

Manifestar opiniones, deseos y sentimientos sin ofender a los demás ni menospreciar es ser asertivo. Desarrollar esta habilidad te será muy útil a lo largo de toda la vida, en las relaciones con los demás.

Con esta actitud, hay un beneficio emocional para uno mismo, porque te sientes con control, y también para los demás, porque perciben que son respetados.

Es poco común encontrar personas que actúen con asertividad porque el respeto por los demás es un bien escaso en nuestra sociedad. Cuestión de educación.Es poco común encontrar personas que actúen con asertividad porque el respeto por los demás es un bien escaso en nuestra sociedad. Cuestión de educación.

Hemos visto en muchas ocasiones programas en televisión en los que los contertulios se quitan la palabra hablando más alto que los otros y manifestando que los demás están equivocados. En un medio de comunicación, con tanto poder y que sirve de ejemplo para la población, se deberían cuidar estas actitudes puesto que actúa como vehículo tanto de buena como de mala educación.

Como sabes, el otro día fui invitada a un debate en un programa de televisión y lo pude comprobar en directo. Como no estaba dispuesta a entrar en ese juego de ¿A ver quién grita más y tiene más razón?, opté por hablar sólo cuando me pedían opinión.

Para que aprendas a distinguir cómo es un comportamiento asertivo, primero te voy a detallar algunos que no lo son:

Mirada inquisitiva, sin apartar los ojos del interlocutor.
Tono y volumen de voz agresivos o, por el contrario, sin fuerza.
• En las relaciones sociales, mantener una distancia interpersonal frente a frente inferior a 25 centímetros.
• Contraargumentar con frases del tipo Te equivocas, No digas tonterías o Vale, pero…
Interrumpir a los demás a mitad de sus frases.
Gestos agresivos como apuntar a los demás con el dedo índice.

Verás la diferencia con las actitudes que definen a una persona asertiva:

• Opina comenzando las frases como en estos ejemplos: Mi punto de vista es, Yo opino de forma diferente.
• Gestos y posturas no agresivas pero firmes. Por ejemplo, manteniendo la espalda y hombros rectos.
Escucha con interés lo que manifiestan los demás y cómo lo dicen.
• Expresa sentimientos comenzando por Yo en vez de Tú. Por ejemplo, Siento que no me quieres en vez de Tú no me quieres. Esto te será muy útil en las discusiones o para manifestar emociones sin que parezcan reproches. Una persona asertiva siente respeto por sí misma y por los demás.
• Tiene claro que sus opiniones son válidas así como las de los otros.

Querida María, te invito a que pongas en práctica estos consejos. Es una tarea de todos los días, para ser mejores personas, resultar agradables a los demás y estar más satisfechos de nosotros mismos. Sé perseverante.

*Cuadernos de comunicación personal. Agosto 09.

También te pueden interesar…
*Prográmate para tener la empresa de tus sueños

*¡Pon un mentor en tu vida!

*Creatividad para resolver problemas

*¿Cómo manejas tu vida?


Otros artículos de esta columnista…

*Que tu comunicacion verbal no hiera


¿Ya has visitado Ciencia y salud en nuestra ZONA ECO/CIENCIA/TIC?

Artículo anteriorOPA: apoyo a emprendedoras
Artículo siguienteLo que no mata fortalece