Por qué NO hay que seguir una DIETA

324

¿Cuántas veces te propones empezar una dieta, arrancas el lunes con todas las pilas y a los pocos días te cansas y no quieres saber nada? Estoy cansada de escuchar esto. ¿Qué es lo que pasa? Nuestra columnista Luciana Tenreyro aconseja que lo mejor para mantenerse en forma y saludable NO es seguir una dieta. ¿Sabes por qué?  

Cuando una persona quiere bajar de peso, en los mejores casos, consulta a un nutricionista para que le de una dieta; o en los peores casos, se compra alguna revista donde aparecen planes de alimentación que van desde un día a dos o tres semanas, parecen ser mágicos y prometen bajar varios kilos sin esfuerzo.

La educación alimentaria apunta a cambiar gradualmente un estilo
de vida, incorporando hábitos saludables y argumentando claramente
el por qué de cada cosa.
Pero la verdad es que NO sirve seguir una dieta. Ante una DIETA, las personas tienen que correr detrás de ella para “seguirla”, y así nunca llegará al objetivo porque una vez que se pierde peso las personas se relajan y de a poco vuelven a subirlo.No es efectivo seguir un papel escrito pegado en la heladera sin saber el por qué de cada cosa.

Hace poco tiempo una de mis pacientes me comentó que una médica le dijo que tenía que bajar el colesterol y triglicéridos, para eso le prohibió que coma harinas, azúcar y grasas….La paciente, angustiada se quejó: “Yo no volví más a consultarla porque realmente no se que me queda para comer”.  Su pongamos que ella accediera a practicar esas recomendaciones… ¿Cuánto tiempo podría vivir sin comer nada de harinas, azucares y grasa? ¿Por cuánto tiempo lo puede sostener?  No se puede generalizar a todos los alimentos en grupos macro, hay diferentes tipos de harinas, grasas, etcétera.  La paciente no tiene por qué saberlo, somos nosotros, los especialistas, los que debemos explicarles.

Por eso, lo que realmente le explico y aconsejo a mis pacientes es que es inútil seguir a rajatabla un papel pegado en la heladera, lo que realmente sirve es hacer educación alimentaria. Explicar por qué sirve comer fibra, comer descremado, comer fruta, cuales son los beneficios y las desventajas de cada alimento, explicar qué es lo que le pasa al organismo internamente cuando incorpora ciertos nutrientes y no otros.

Hay que ir cambiando de a poco algunos hábitos alimentarios, las personas no pueden cambiar de un día para el otro la forma de comer y sus costumbres de alimentación.

La educación alimentaria apunta a cambiar gradualmente un estilo de vida, incorporando hábitos saludables y argumentando claramente el por qué de cada cosa. Si las personas comprenden será más fácil que incorporen un estilo de vida saludable y no corran detrás de una dieta, logrando alcanzarla sólo por un corto tiempo.

Espero que te sea útil y cualquier consulta no dudes en escribirme.

*Profesora Nacional de Educación Física y Lic. En Nutrición:
+ INFO: www.lucianatenreyro.com.ar

Otros artículos de esta columnista…

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Estilo y Bienestar en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?

Artículo anteriorIgualdad en los consejos: A este ritmo, faltan 21 años
Artículo siguienteDebate sobre Liderazgo y Cuotas en el Parlamento Europeo en Madrid