Pedido por la seguridad de las magistradas en Afganistán

Ante la toma de poder por parte de los talibanes, la Asociación Internacional de Mujeres Juezas ha emitido un llamado de atención.

18

La Asociación Internacional de Mujeres Juezas (IAWJ) tiene graves temores por los derechos humanos básicos de las mujeres y las niñas en Afganistán a medida que los talibanes avanzan y toman el control de grandes partes del país. Esto incluye el derecho de las mujeres a vivir y trabajar en condiciones de seguridad», inicia la declaración de la organización que conduce la jueza Susan Glazebrook.

Como organización integrada por más de 6500 juezas de más de 100 países y territorios de todo el mundo, «queremos llamar la atención en particular a la situación de las juezas afganas, dado el papel especial que han desempeñado y siguen desempeñando en la defensa del estado de derecho y los derechos humanos para todos, y los peligros particulares que enfrentan como resultado de ello. Honramos su compromiso y su valentía», continúa el documento.

Queremos llamar la atención en particular a la situación de las juezas afganas, dado el papel especial que han desempeñado y siguen desempeñando en la defensa del estado de derecho y los derechos humanos para todos. (IAWJ)

El pedido de la Asociación de Mujeres Juezas de España

Además de adherir al documento arriba mencionado, la Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE) se ha adherido al manifiesto «Abrid las puertas a Afganistán y a las afganas», documento que solicita a la comunidad internacional que:

1.- Exija del poder talibán mantener abiertas las fronteras para que todas las personas que deseen abandonar Afganistán huyendo de un poder fanático impuesto por la fuerza de las armas puedan hacerlo en unas mínimas condiciones de seguridad.

2.- Respete los deberes elementales de solidaridad y compasión humana admitiendo en los vuelos y convoyes de repatriación de extranjeros al mayor número posible de afganos y especialmente afganas en peligro inminente, hayan estado o no al servicio de Estados o instituciones que los talibanes consideran enemigos.

3.- Preste una atención preferente a las mujeres en especial situación de riesgo, sea por haber desempeñado tareas profesionales prohibidas por los talibanes, asistido a escuelas y universidades, conducido su vida al margen de una moral fanática o cualesquiera otros motivos.

El documento ya cuenta con la firma de actrices, periodistas, escritoras, políticas, científicas y demás referentes de nuestro país y del mundo, entre las que se puede contar a Ana Belén, Almudena Grandes, Elvira Lindo, Belinda Washington, Carme Riera y una larga lista.

El manifiesto completo puede leerse (español, inglés, francés y alemán) y firmarse en este enlace

Un mensaje urgente y crítico

Desde 2003, la IAWJ ha estado apoyando a las juezas de Afganistán en su trabajo. En la actualidad, unas 270 mujeres ejercen como jueces allí. Más de 100 de estas mujeres juezas son miembros de la Asociación de Mujeres Juezas Afganas (AWJA), que está afiliada a la IAWJ. Algunos miembros de la junta directiva de la IAWJ hablaron con varias juezas afganas en julio pasado en una reunión virtual de la AWJA.

Anisa Rasooli fue la primera mujer de la historia de Afganistán en llegar a magistrada del Tribunal Supremo en 2018; su vida también corre peligro. (Confilegal)

«Las juezas presentes en la reunión enviaron un mensaje urgente y crítico a sus colegas internacionales. Hablaron de las peligrosas y difíciles condiciones en las que viven y trabajan. Algunas juezas han perdido la vida en ataques terroristas y varias de las juezas presentes habían recibido amenazas.

Las juezas declararon que aman a su país y no desean irse. Simplemente piden que se les permita continuar su labor vital en los tribunales de su país en condiciones de seguridad», detalla el documento.

Artículo anteriorItziar Mendizábal, nueva consejera en Solvia
Artículo siguiente¿Qué conquistas perderían las mujeres afganas bajo el domino talibán?
Perfil Oficial de Mujeres y Cia