Moda de diseño low cost

166

Aunque la situación económica no está como para grandes derroches, a veces nos vemos tentados por los carísimos diseños de firma. La moda nos pone los dientes largos cada temporada pero, por suerte, también nos ofrece alternativas para no dejarnos con la miel en los labios. No es ninguna novedad que muchas marcas low cost se ‘inspiran’ en lo que se ve en las pasarelas o en otras más caras. Escoge a tu diseñador favorito y ¡busca modelos parecidos en una gran cadena!

 

Dos sandalias gemelas: una de plástico puro de Primark, siempre por menos de 20€, y la original, de Top Shop, en piel por 95€.Británicas ambas, a la baratísima Primark le encanta Top Shop. Y bien lo saben las londinenses, que primero acuden a la célebre tienda de Top Shop de Oxford St a escoger las tendencias, para después de un paseo de 20 minutos comprárselas en Primark por mucho menos de la mitad.

Como ejemplos más obvios de esta temporada, empezamos con los bolsos de mimbre: en la más cara los tenían desde unos 25 euros, mientras que en la barata los tienen muy apañados, normalmente por menos de cinco, en diversos modelos.

En cuanto a textil, el estilismo de las campañas es muy similar: un vestido de florecitas de casi 50 euros, puede ser muy parecido a un look completo que termina saliendo por la mitad.

Un último ejemplo, dos sandalias gemelas: una de plástico puro de Primark, siempre por menos de 20, y la original en piel de 95.

Más inspiración británica, la mega chic PPQ frente a la barata y online ASOS. De hecho, la primera se puede encontrar en el catálogo de la segunda, que a su vez aprovecha para inspirarse en algunos modelitos. No hay más que echar un vistazo al toque romántico y femenino tan PPQ de algunas piezas, que son semifusiladas con bastante discreción. Un vestido vaporoso rosa tiene su mellizo en uno gris de casi 40 euros. Recordemos que PPQ nunca cuesta menos de tres cifras.

A España no ha llegado aún, pero quienes conocen Uniqlo aseguran que ya no pisan por American Apparel ni de casualidad. Y es que esta firma de origen japonés sigue las mismas pautas que la estadounidense: algodón de calidad, prendas básicas, colorido y comodidad. Un top de tirantes de 17 euros, en Uniqlo cuesta 10 dólares. Más flagrante es un mini vestido de 47 euros de American, que podemos emular por casi 20 dólares aunque sin estampado.

Es buen momento para acordarnos de réplicas o ‘inspiraciones’ que han sido muy populares en estas temporadas. La última, y hasta delictiva, esa sandalia que Zara plagió a Balmain y que tuvo que retirar. De hecho, Balmain es must de inspiración entre el equipo de diseño de Zara este verano, aunque ha tenido unos cuantos más.

La también española Sfera nos acerca a Burberry Prorsum, y a este vestido que lució Charlotte de Mónaco que probablemente sea de Chanel. Gracias a Pimkie y a Blanco casi hemos podido ir de Marc Jacobs, y en H&M el mismo Matthew Williamson se ha clonado a sí mismo. Hasta la imitada Top Shop también ojea los catálogos de Gucci o Vuitton para realizar algunas prendas. ¡Si es que no se salva ni una!

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Actualidad y economía en nuestra ZONA INFORMACIÓN?

Artículo anteriorAlimenta tu energia
Artículo siguienteEchegaray y Giorgi con CGERA