Maternidad y paternidad: permisos de igual duración

133

Que se amplíe sólo el permiso de maternidad será fatal para las mujeres. Es lo que piensan 74 organizaciones españolas que hacen el reclamo ante el Parlamento Europeo.

Reivindican que los permisos de maternidad y paternidad sean de la misma duración, intransferibles entre los progenitores, y tengan la misma parte obligatoria.

La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPIINA) ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas para enviar esta petición al Parlamento Europeo. Tras las elecciones del próximo mes de junio las firmas se enviarán a la eurocámara una vez constituida. Esta iniciativa que se lanza ahora pretende también suscitar el debate sobre esta cuestión durante la campaña electoral, invitado a los partidos políticos y a los candidatos y candidatas a debatir y posicionarse sobre la cuestión de los permisos de nacimiento y adopción.

El objetivo: Permisos de nacimiento y adopción iguales e intransferibles para ambos progenitores y que se articulen las medidas transitorias necesarias para aumentar progresivamente el permiso de los padresLa petición para la que se recogen las firmas pide a la Eurocámara que emita una directiva instando a los Estados miembro de la Unión Europea a establecer el objetivo de permisos de nacimiento y adopción iguales e intransferibles para ambos progenitores y a que articulen las medidas transitorias necesarias para aumentar progresivamente el permiso de los padres (o del ‘otro progenitor’) hasta llegar, en un plazo razonable de tiempo, a la igualdad de los mismos.

Ante la reciente Comunicación de la Comisión Europea al Parlamento, en la que se propone la armonización de los permisos de maternidad en el seno de la UE, estableciendo una duración mínima de 18 semanas, y en la que no se menciona la necesidad de periodo alguno de permiso de paternidad, más de setenta organizaciones españolas se han unido para denunciar la persistente desigualdad entre los permisos de maternidad y paternidad y la necesidad de corregir las consecuencias que ello acarrea tanto en el ámbito laboral como en el doméstico.

“Es necesario que los padres puedan ocuparse del cuidado de sus bebés igual que las madres, pero para ello es necesario que se les conceda el derecho a su permiso y prestación de paternidad al mismo nivel que a la madre" ha explicado Antonio García, presidente de la Asociación de Hombres por la Igualdad (AHIGE) y miembro de la PPIINA.

A su vez, María Pazos, investigadora experta en las consecuencias económicas de la desigualdad de los permisos parentales, y también miembro de la plataforma, declara: "Los permisos de paternidad son necesarios si queremos cambiar los roles en el cuidado de los hijos e hijas, algo que es imprescindible para la inserción de las mujeres en el empleo de calidad".

"Los permisos de paternidad son necesarios si queremos cambiar los roles en el cuidado de los hijos e hijas, algo que es imprescindible para la inserción de las mujeres en el empleo de calidad"La PPIINA es una plataforma que reúne a 74 asociaciones de mujeres y de hombres por la igualdad, entidades juveniles y vecinales y numerosos colectivos ciudadanos con una causa común: reivindicar la equiparación de los permisos de nacimiento y adopción entre hombres y mujeres, poniendo así fin a uno de los factores en los que se asienta la discriminación laboral de las mujeres y la desigual distribución de las tareas y responsabilidades extralaborales.

La campaña de recogida de firmas, que se realiza a través de la web de la PPIINA (http://www.igualeseintransferibles.org), es una de las acciones programadas por la plataforma a la que hay que sumar otras acciones de movilización y sensibilización a nivel autonómico y local que culminarán con la celebración de unas jornadas de reflexión y debate el día 12 de junio de 2009, en la sede de la Oficina del Parlamento Europeo en Madrid, en la que representantes nacionales e internacionales de instituciones públicas y de la sociedad civil tendrán ocasión de debatir y compartir las experiencias de diversos países sobre la cuestión de los permisos.

También te pueden interesar…

 

 

 

Artículo anteriorMujeres en los medios: ¿De qué hablamos… cuando nos dejan?
Artículo siguienteEn tiempos de crisis, ser positivas reditúa