Marianne Bertrand: ¿Por qué Laura no es Consejera Delegada?

167

Muchas preguntas y algunas respuestas es lo que dejó el estudio de la Chicago Booth que presentó Marianne Bertrand sobre las diferencias salariales entre hombres y mujeres. Una formación no tan igual, interrupciones profesionales y los hijos, se presentan como los culpables de que con los mismos estudios unos lleguen y otras, se queden en el camino.

A mayor tiempo, mayor diferencia

Los ingresos económicos entre hombres y mujeres empiezan a ser diferentes con el paso del tiempo según Bertrand, ya que "al principio de sus carreras, tanto mujeres como hombres titulados con un MBA perciben prácticamente los mismos salarios". El problema vendría cinco años después que es cuando los hombres adquieren una ventaja de ingresos anuales de 30 puntos cinco años. La cifra alcanza los 60 puntos entre los 10 y 16 años posteriores a concluir el MBA.

¿El misterio de esta diferencia? Los hijos. Las mujeres cuando se convierten en madres buscan trabajos compatibles con la familia y evitan los horarios interminables.

Los hijos, ese gran impedimento

Apunta también Bertrand que el porcentaje de mujeres con MBA que no trabajan crece muchísimo en la década siguiente a terminar el MBA y que son un 13% las que no trabajan en absoluto nueve años después de terminar el MBA cuando el porcentaje de varones apenas roza el 1%.

El misterio de esta diferencia? Los hijos. Las mujeres cuando se convierten en madres buscan trabajos compatibles con la familia y evitan los horarios interminables.Y muchas tituladas con pareja bien posicionada, optan por reducir el trabajo en la infancia primera de sus hijos que se convierten en el factor predominante para que vueltas al mercado, su experiencia laboral sea más pobre. Así esta discontinuidad hace que quince años después de terminado el MBA, las mujeres con hijos presenten un déficit de ocho meses si se las compara con los hombres. Un déficit que se reduce a sólo un mes y medio cuando no hay niños en el camino.

30 años de luchar sin llegar

Las mujeres también crecen, pero menos, en los últimos 30 años. De la mano de los ingresos excepcionalmente altos de los últimos años para los puestos en los sectores empresariales y financieros, se ha reflejado un desplazamiento de talentos en las tres últimas décadas en las elecciones profesionales de los graduados procedentes de las principales instituciones universitarias.

Entre los hombres que se licenciaron en la Universidad de Harvard en torno al año 1970 y los que se graduaron en torno a 1990, había una diferencia del 22,1 % al 38,5 entre aquellos que trabajaban en el sector corporativo y financiero 15 años después. El incremento para las mujeres también subió considerablemente, de un 11,7% al 22,5%, aunque los niveles son inferiores que para los hombres.

Marianne Bertrand

La profesora Bertrand está especializada en microeconomía aplicada, principalmente en los campos de la discriminación racial, la remuneración e incentivos de los Consejeros Delegados y los efectos de la reglamentación sobre el empleo, así como en temas relacionados con la economía laboral y las finanzas corporativas.

En el año 2004 fue galardonada con el Premio de Investigación Elaine Bennet, concedido por el Comité de evaluación del estatus de la mujer entre los economistas. El premio reconoce y honra a jóvenes investigadoras destacadas en cualquier campo de la economía y se concede a una economista de la American Economic Association. En 2003 fue beneficiaria de una de las becas de investigación Alfred P. Sloan.

Obtuvo la licenciatura en 1991 y un master en econometría por la Universidad Libre de Bruselas. Doctora en economía por la Universidad de Harvard en 1998. Tras un periodo de dos años en la Universidad de Princeton como docente, se incorporó a la Universidad de Chicago en el año 2000. Actualmente es investigadora en el National Bureau of Economic Research, el Center for Economic Policy Research, y el Institute for the Study of Labor. Sus investigaciones han sido ampliamente publicadas, incluyendo numerosos artículos en Quarterly for Economic Policy Research, Journal of Political Economy, American Economic Review o Journal of Finance, así como en varias publicaciones de política pública.

Además de dedicarse a la enseñanza y a la investigación, ha sido coeditora del Economic Journal y editora asociada de varias revistas científicas.

También te interesan..