Los retos de la política pesquera

140

Durante el encuentro organizado junto a otros expertos de Oceana, el Dr. Pauly, de nacionalidad francesa y profesor y director del Fisheries Center de la Britsh Columbia University de Canadá, perfiló las medidas que deberían tenerse en cuenta a la hora de reformar la Política Pesquera Común europea (PPC) para conservar los stocks pesqueros, ofrecer un futuro sostenible a los pescadores y proteger el medio marino.

Oceana ha recordado que seis años después de la reforma de la PPC, las estadísticas sobre las pesquerías europeas siguen siendo desalentadoras. Por ejemplo: el calamitoso estado de los stocks de atún y su mala gestión han resultado en el cierre de la pesquería de este pez en el Mediterráneo, la pesquería de la anchoa en el golfo de Vizcaya sigue cerrada y las capturas de tiburón siguen sin estar reguladas. El 88% de los stocks pesqueros de la UE sufre sobrepesca, la flota supera al menos en un 40% su capacidad con relación a los recursos existentes y los repetidos esfuerzos por reducir su capacidad han fracasado. Además, a medida que los stocks disminuyen, los pescadores tienen que faenar en zonas más profundas y lejanas, lo que reduce sus beneficios y aumenta los daños medioambientales. El aumento de precio del combustible de este año tampoco ha contribuido a mejorar la situación.

“Un aspecto absurdo de la PPC es que a pesar de que la UE tiene una flota pesquera excesiva, cuya consecuencia son stocks de peces víctimas de la sobrepesca, los gobiernos siguen adjudicando subvenciones al sector que contribuyen al aumento de la presión pesquera, como las ayudas para combustible, para que las actividades pesqueras resulten viables desde el punto de vista económico” ha señalado el Dr. Pauly. Aunque estos subsidios pueden aumentar a corto plazo los beneficios, a medio y largo plazo este mayor esfuerzo reducirá más los stocks, las capturas y la rentabilidad.

En la reunión, el Dr. Pauly, miembro de la Junta Directiva de Oceana, expuso que la pesca no sólo afecta la conservación de los stocks pesqueros, sino que también puede tener efectos adversos en todo el ecosistema marino. Prácticas como la pesca de arrastre pueden perjudicar gravemente el medio marino, así como afectar de manera directa a otra fauna marina como cetáceos, tiburones y tortugas. Además, la desaparición de especies marinas clave para el equilibrio ecológico puede provocar efectos perjudiciales para otras especies y contribuir a la desaparición de grandes depredadores como el atún y el tiburón, que son indispensables para el ecosistema.

El Dr. Pauly apuntó, que el nivel actual de pesca no es sostenible con los stocks actuales y que cualquier reforma debería empezar por una reducción significativa de la capacidad pesquera de las flotas. También destacó que los responsables de la toma de decisiones rara vez siguen el consejo de los científicos, lo que conduce al establecimiento de límites de captura superiores a lo recomendado. Investigaciones recientes de Oceana demuestran que en los últimos 20 años no se han tenido en cuenta el 80% de las recomendaciones científicas sobre las Capturas Totales Permitidas en la Unión Europea (TACs, en sus siglas en inglés) en el Atlántico Nordeste. Esta situación debe cambiar urgentemente. La rigurosa aplicación de los consejos científicos sobre la gestión de las pesquerías de la Unión Europea es un paso clave que se debe llevar a cabo para alcanzar la sostenibilidad de los recursos pesqueros.

La Comisión Europea piensa hacer una consulta general sobre el futuro de la PPC, cuya reforma está proyectada para 2012. Julie Cator, Policy Director de Oceana para Europa ha señalado “Oceana da la bienvenida a cualquier intento de revisar la PPC. Sin embargo, los legisladores y las autoridades no deben olvidarse de poner en práctica las importantes normativas de la PPC que actualmente ya están preparadas, como una gestión más rigurosa en la captura de tiburones, la eliminación de los descartes en la pesca y el establecimiento de un control efectivo en todas las pesquerías de Europa”. El grado de compromiso demostrado por los ministros de pesca para ponerse de acuerdo sobre temas que hay sobre la mesa será un buen indicador del compromiso de los Estados miembros para mejorar realmente la PPC.