Las mujeres españolas, por debajo del índice de bienestar

519

¿Cómo medir el bienestar y el progreso? Según una encuesta que es parte de la iniciativa "Una vida mejor", España no sale bien parada cuando se entrecruzan estos datos. En comparación con los otros países, la ocupación femenina española está muy por debajo de la media, y esto tiene que ver con la escasez de políticas de conciliación, una falta que también ha provocado una baja en la natalidad.

Basado en 11 dimensiones: vivienda, ingresos, empleos, comunidad, educación, medio ambiente, gobierno, salud, satisfacción de vida, seguridad y equilibrio entre lo laboral y la vida, dando su propio peso a cada uno de los indicadores, ‘Tú Índice para una Vida Mejor es un registro interactivo que permite a la ciudadanía comparar sus vidas en 34 países (www.oecdbetterlifeindex.org). Este proyecto forma parte integral de la iniciativa de ‘Una Vida Mejor’, que busca medir el bienestar y el progreso.

Una vida mejor para España
España
no sale bien parada. En empleo obtiene un vergonzoso 1,8 y en educación un 4,2 al que únicamente hacen sombra el 2,8 de Portugal o el 1,8 de Turquía. Suspende también la satisfacción con la vida y el gobierno; logrando aprobar con un mínimo 5,6; superado por países como Korea o Eslovenia y ridiculizado por las notas de Suecia o Australia. Tampoco se queda por detrás de la inmensa mayoría de los 34 países, con un 6,9 en equilibrio entre lo laboral y la vida.

La conclusión de la OCDE es que España tendría que fortalecer sus políticas para combinar trabajo y vida familiar.El 1,4 niños o niñas por mujer es de los más bajos de la OCDE desde hace dos décadas. Cada vez más, las mujeres y los hombres prefieren establecerse en el mercado laboral antes de tener hijos o hijas. Esto ha llevado a una postergación del parto y la edad media del primero para madres es ahora a los 30. Los índices de fertilidad baja están también relacionados con una caída en el número de familias grandes y una proporción significativa de mujeres sin hijos o hijas.

La ocupación femenina en España ha aumentado considerablemente en los últimos 15 años, de 32.5% en 1995 a 53.5% en 2009. Pero a pesar de este significativo aumento, la ocupación femenina en España es todavía inferior a la media de la OCDE.

El cuidado de niños y niñas fuera de horas escolares es limitado y muchos padres y madres que trabajan confían en personas cuidadoras informales: sobre un tercio de los abuelos y abuelas en España cuidan de sus nietos y nietas diariamente.

La conclusión de la OCDE es que España tendría que fortalecer sus políticas para combinar trabajo y vida familiar. Las familias españolas encuentran difíciles de combinar trabajo y vida familiar, los índices de ocupación femenina y de fertilidad son bajos en comparación internacional.

 

 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?

 

Artículo anteriorCiclo de Conferencias “Eugène Atget y la fotografía documental”
Artículo siguienteMerkel: ¨Tenemos un problema con la deuda¨