La Universidad española en tiempos de COVID-19

El presidente de CRUE Universidades Españolas, José Carlos Gómez Villamandos explica que desde la universidad están ayudando a los estudiantes durante la crisis.

298

«Ningún estudiante universitario se quedará atrás». Así de contundente se muestra el presidente de CRUE Universidades Españolas, José Carlos Gómez Villamandos. Según recuerda en una entrevista en la Fundación CYDlas universidades han hecho un «esfuerzo enorme» para ayudar a que ningún estudiante se quedara atrás o tuviera que abandonar la universidad a consecuencia de la crisis económica provocada por la Covid-19.

Según explica, ningún alumno se puede quedar a tras ni por motivos económicos ni por problemas de conexión. «Las universidades afrontamos la pandemia solas, facilitando equipos o tarjetas de datos a los estudiantes que así lo necesitaban», ha afirmado.

Según cuenta, el Grupo Santander participó activamente con CRUE para promover el Fondo Supera Covid-19 y así evitar que los estudiantes tuvieran problemas de acceso. «Identificamos una brecha digital en España que es del 1,5% y lo hemos conseguido superar. Las universidades han hecho un esfuerzo enorme para que ningún estudiante quede atrás», ha reiterado.

Garantizar el acceso a la universidad

En cuanto a las becas, el presidente de CRUE ha manifestado que éstas deben garantizar a todos el acceso a la universidad y el mantenerse en ella. En cuanto a las exigencias, considera que éstas no pueden ser las mismas sino en función del contexto social del estudiante.

A su juicio, el ámbito universitario estaba «mejor preparado» de lo que imaginaban para una situación de este tipo. «Fuimos capaces de pasar nuestra docencia presencial a la vía telemática y online en escasas 48 horas con un esfuerzo ímprobo en todo lo que hace a la mejora del sistema de comunicación», asegura.

El presidente de CRUE Universidades Españolas asegura que cuando llegó la pandemia estaban «mejor preparados» de lo que lo que imaginábamos.

 

CRUE universidades

En ese sentido cree que la verdadera transformación digital va más allá. «Muchas veces se piensa solo en equipos o en sistemas pero la verdadera transformación implica una nueva organización de las instituciones y una nueva forma de afrontar todo lo que tenemos que hacer», asegura.

Explica que estos seis meses desde que se declarara la alerta sanitaria, han tenido un trabajo intensísimo para toda la sociedad y para la universidad. En ese sentido ha señalado que se han dado cuenta de la necesidad de coordinar el sistema universitario y de hacerlo con «ganas, entusiasmo y con la premisa de que nadie se quedará atrás a causa de la pandemia».

Tras acabar un curso raro, las universidades no pararon un segundo y se pudieron a preparar el siguiente con la misma intensidad.

Pandemia y desigualdad

Uno de los problemas que ha generado la pandemia tiene que ver con las desigualdades a nivel educativo. En ese sentido, él considera que cuando el profesorado se preocupó solo en cómo examinar y el alumnado sólo en cómo se lo iba a examinar, se estaba cayendo en una mirada muy cortoplacista. «La visión es y debe ser la de cómo salir adelante garantizando el conocimiento y la formación. Desde nuestra responsabilidad tenemos que transmitir una mirada positiva y trabajar de manera unida y coordinada», indica. Además, apunta que las universidades tienen que seguir adaptándose a la nueva realidad, sobre todo en los contenidos que se imparten.