Kathleen Krüger: la mujer que manda en el campeón de la Champions

Kathleen Krüger, asistente del Bayern, destaca detrás del éxito del equipo por planificar las rutinas de los futbolistas.

259

Detrás del campeón de la UEFA Champions League, Bayern de Múnich, se encuentra una mujer. La responsable de los éxitos del equipo se llama Kathleen Krüger. Muchos no conocen su papel en el equipo, pero ella se encarga de su funcionamiento diario.

Tan solo tiene 35 años, pero lleva ligada al Bayern desde que tenía 18 años. Aunque empezó en las categorías inferiores, justo un año después de entrar en la plantilla  la mediocampista ascendió al primer equipo.

Jugó 32 partidos hasta que lo dejó

A lo largo de su carrera profesional ha jugado en 32 partidos en el equipo femenino. De hecho, debutó en la Bundesliga Femenil en octubre de 2004. Sin embargo, se retiró a los 24 años porque no tenía dinero suficiente para sostener su carrera profesional.

Tras dejar a un lado su carrera deportiva, optó por estudiar. En concreto, se decantó por la carrera en Gestión Internacional, aunque no terminó los estudios.

Jugó 32 partidos en la liga femenina y lo dejó para estudiar hasta que le ofrecieron ser asistente del Bayern.

El hecho de no haber terminado los estudios tiene una explicación, le ofrecieron el trabajo de su vida. Fue Christian Nerlinger el que se la ofreció. Él acababa de tomar el cargo de director deportivo del club y pensó que podía ser un buen fichaje como asistente. Pasó un periodo de prueba de tres meses hasta que finalmente consiguió el puesto laboral.

Krüger viene de una familia aficionada al Bayern, su padre y su hermano le inculcaron ese cariño por el club. Un cariño y una pasión que continúan hoy en día.

Clave durante la Covid-19

Se la considera una mujer «fuerte» en el equipo. De hecho, ha sido ella misma la que ha diseñado el itinerario que debían seguir los jugadores del primer equipo durante la Covid-19.

Ha  sido la encargada de diseñar cada uno de los itinerarios para evitar el menor daño físico y aumento de peso en los futbolistas. Prueba de su buen trabajo es que cuando el equipo regresó a la competición, todos los jugadores estaban en excelente forma física. Sin desgaste físico ni lesiones ni presentar casos positivos de Covid-19 ni en la plantilla ni en el cuerpo técnico. Así ha sido como se han presentado los jugadores tras el confinamiento.

Confidente de los jugadores

Su labor no solo se limita a guiar los planes de entrenamiento. A lo largo de todos estos años en el equipo, Krüger se ha convertido en una confidente de los jugadores. Es también una especie de guía para cumplir con las órdenes. Su carácter fuerte la define. Es metódica y muy trabajadora, según sus allegados. Entre sus tareas diarias se encuentran la planificación de las dietas y las rutinas de cada futbolista. Además les aconseja dónde pueden ir a comer en sus momentos de ocio y hasta organiza los viajes.

Hasta la fecha, es la única mujer en Alemania que ocupa un cargo relevante en un club de fútbol, y es por ello que la misma institución la destaca como «la mujer poderosa detrás del equipo poderoso».