´Lo que vives depende de ti´

205

Nació en Alemania, se formó en Francia y España y se define como una persona comprometida y contenta con la vida que lleva. Se le nota en la voz y en la sonrisa casi permanente que conserva cuando habla. Hoy es Directora de la Fundación Bertelsmann en Barcelona, responsabilidad que compagina con otras actividades culturales que sigue con entusiasmo. Podría perfectamente parafrasear a Machado"converso con el hombre que siempre va conmigo"- cuando dice "siempre te llevas a ti mismo, por lo cual lo que vives depende más de ti que de tu entorno". No tiene temor de caer en la rutina y cree que cuando se deja algo, también algo se tiene a cambio: en su caso nuevos amigos y nuevas experiencias.

Michaela Hertel tuvo durante seis años su propia empresa y eso, reconoce, le ha dado todas las perspectivas. "Trabajar en una fundación no es muy diferente si piensas en que los valores que persigues son los mismos: cooperación, espíritu empresario, creatividad y compromiso social. Finalmente lo que se nos exige es gestionar recursos con fines sociales, con partnerships y colaboradores, e ir alcanzando cada uno de los objetivos que te propones".

¿Que hacías antes de venir a España?

En 2001 empecé a trabajar en la Bertelsmann Stiftung como directora de un proyecto de formación online para el ámbito bibliotecario y conseguimos los premios European E-Learning Award 2004, el Top Ten Public Private Partnership Award 2004 y el e-Learner of the Year Award 2005. Cuando en 2004 me ofrecieron el cargo de directora de la Fundación Bertelsmann en España me pareció una excelente oportunidad y la acepté.

¿Qué cambios fundamentales supuso el trasladarte?

Estoy acostumbrada a cambiar de país por mis estudios en Francia y España, por lo cual no me suponía demasiado esfuerzo. No soy muy sedentaria. Tardo mucho en colgar mis cuadros en una pared. Siempre es posible que antes de terminar de colgarlos surja otra propuesta, otro destino.

¿Tuviste que negociarlo con alguien?

Claro que sí. Primero hay que tener muy claro cuál es el compromiso con uno mismo. Después con las personas queridas en tu vida y finalmente con la entidad que te contrata.

Cambiar de país no es fácil… ¿Cuál fue el momento más difícil en ese tránsito hasta hoy?

Lo más difícil siempre es dejar atrás tu familia y los amigos. Por otra parte, lo cambias por nuevos amigos y muchas nuevas experiencias. Tienes que moverte más, corres menos peligro de tener una vida rutinaria. Por lo cual el balance hasta ahora siempre ha sido muy positivo.

¿Cuáles crees que son las diferencias culturales más importantes entre Alemania y España?

No creo en los clichés. Cada país te permite vivir otros aspectos de tu personalidad de manera más intensa y cambiar de país es una gran fuente de enriquecimiento personal. Creo que hay más diferencia en los estilos de vida entre una gran urbe y un ámbito rural que entre diferentes países. Pero finalmente los seres humanos somos muy parecidos en todo el mundo, tenemos las mismas necesidades, lo que cambian son más bien las formas. Y siempre te llevas a ti mismo, por lo cual lo que vives depende más de ti que de tu entorno.

¿Qué echas en falta y qué disfrutas de estar aquí?

No sufro ninguna carencia J, pero sí disfruto mucho. Me siento privilegiada por poder trabajar en los temas que estoy tratando en la Fundación Bertelsmann y llevar la vida que llevo.

Si pudieras volver el tiempo atrás ¿qué cosas no repetirías?

Cuando eres muy joven eres impaciente, tienes ganas de hacerlo todo ya y todo a la vez. A lo mejor me daría más tiempo para algunas experiencias que he tenido. Por suerte me quedan unos 60 años más …

Cinco consejos a una extranjera que recién llega a España

Uno solo: tiene que ser protagonista de su propia vida y tener muy claro sus valores y sus compromisos con una misma y con los demás.

 

La empresa

¿Cómo definirías la empresa en la que te desarrollas?

"Movilizar a las personas. Crear futuro. Participar en un mundo globalizado"; así se podría resumir nuestro trabajo. Queremos animar a las personas a que refuercen la sociedad y contribuyan al desarrollo de los sistemas. Con nuestras iniciativas, queremos activar reformas que contribuyan a mantener la proyección de futuro de nuestra sociedad.

Desde 2005, la Fundación Bertelsmann cuenta con una cartera de proyectos bajo el lema: "Responsabilidad Social". El compromiso cívico orientado al bien común es un componente clave de una sociedad civil. Las instituciones públicas y las organizaciones de la sociedad civil deben seguir evolucionando de forma que impulsen y refuercen el compromiso social. El fomento del compromiso es una cuestión transversal. Las actividades de los proyectos impulsan la orientación a la participación en organizaciones de todos los sectores.

¿Qué es lo que más te entusiasma de tu trabajo?

Trabajar en el Tercer Sector es algo más que un empleo remunerado. Las personas que trabajan en este sector se caracterizan por una marcada orientación a los valores y una elevada disponibilidad para con el compromiso cívico en sus múltiples formas. Un atractivo sustancial es que los trabajadores pueden seguir sus propias ideas e inclinaciones autorrealizándose. Suelen destacar que realizan una actividad coherente y que implica responsabilidad, pero también que disfrutan de su labor. Naturalmente, los efectos positivos se perciben en la atmósfera de trabajo. Es decir que estoy trabajando dentro y fuera de la Fundación con personas comprometidas, altamente motivadas y muy formadas, dispuestas a compartir sus conocimientos y experiencia para los fines que hemos definido.

Describe vuestra forma de trabajo.

Nuestra fundación es transparente. Publicamos los
resultados de nuestro trabajo en nuestras páginas de Internet, de forma gratuita. Entendemos esta publicación como una contribución al debate democrático. Al final, son los políticos y la sociedad quienes deciden sobre nuestras propuestas de reforma: ellos determinan si nuestros conceptos se harán realidad.

Por otro lado, nuestro fundador, Reinhard Mohn, definió que el trabajo de la Fundación Bertelsmann debía ser exclusivamente operativo, y no promotor. Por tanto, a diferencia de las fundaciones promotoras o de carácter benéfico, no ofrecemos becas ni prestamos apoyo a los proyectos de terceros. Así está estipulado en nuestros estatutos. Invertimos nuestro presupuesto y trabajo exclusivamente en proyectos que nosotros hemos concebido y, siempre que es posible y deseable, participamos en su realización.

¿Por qué crees que el Tercer Sector es especialmente femenino?

La realidad del empleo en el Tercer Sector es muy variada. Incluye actividades principales y secundarias, así como trabajos a jornada completa o a tiempo parcial y actividades honoríficas, empleo por horas y otras formas especiales de empleo. Debido a este carácter heterogéneo de las estructuras de empleo y a la estrecha conexión entre el compromiso cívico y la actividad profesional, las organizaciones del Tercer Sector se encuentran en mejor situación para facilitar la transición entre distintas fases de la vida con la situación laboral. Las mujeres en el Tercer Sector consiguen conciliar mejor su actividad laboral y sus tareas familiares.

Una estructura de empleo que se distingue por una elevada proporción de mujeres y por formas de trabajo flexibles puede entenderse de dos maneras: tanto de una forma negativa, como expresión de medidas de ahorro y "empleo barato", o de una forma positiva, como una oportunidad de integración y puente al mercado laboral. Muchas de las organizaciones con una intensa actividad de empleo se encuentran preferentemente en las áreas de servicios sociales y sanidad.

¿Qué pasa con las mujeres en los Órganos de Gobierno, de decisión en este sector?

Al igual que ocurre en las empresas y en la administración pública, en las organizaciones del Tercer Sector las mujeres siguen contando con escasa representación en los puestos de administración y patronato.

¿Qué importancia da la Fundación Bertelsmann a los jóvenes y sobre qué ejes trabajan?

Si nuestra sociedad desea apostar en el futuro en mayor medida por el cumplimiento de tareas sociales y culturales por parte de los ciudadanos, es preciso sentar las bases necesarias en la infancia y la juventud.

La base del compromiso cívico se sienta ya en la infancia y la juventud. Los niños y los jóvenes deben contar, desde muy temprana edad, con la posibilidad de participar activamente en la creación de su entorno. Sólo si se les da la posibilidad de participar en las decisiones y la creación, estarán listos en el futuro para asumir responsabilidades.

Niños y jóvenes deben conocer la importancia del compromiso para la cohesión social y deben estar motivados y preparados para la innovación social y la participación en una democracia, Especialmente en un país como España, con una tasa de desempleo juvenil que se acerca al 25% en 2008.

Nuestro proyecto "TO2 por una participación juvenil", que está en su fase de lanzamiento, va a fomentar el compromiso cívico de los jóvenes, creando espacios de aprendizaje relacionados con la vida real para la democracia y el fomento del carácter emprendedor, tanto en las actividades sociales como en la economía.

También la cultura y el fomento de la lectura tienen un espacio…

En España no hay bibliotecas especializadas en el grupo de usuarios de entre 16 y 25 años de edad, que resulta especialmente crítico. Esto supone un doble fracaso: por un lado, este grupo de edad no percibe las ofertas de las bibliotecas públicas como algo atractivo. Por otro, este grupo de edad tiene una gran necesidad de información para enfrentarse a los problemas de la fase de transición de la juventud a la madurez. Una biblioteca modelo para jóvenes, orientada a los lectores, innovadora y con una financiación producto de la colaboración debería contribuir a reducir este déficit.

Actualmente, estamos construyendo una biblioteca para jóvenes en Zaragoza junto con el ayuntamiento de esa ciudad y la Caja Inmaculada. Estará ubicada en la antigua fábrica azucarera de Zaragoza. La gama de servicios de esta biblioteca para jóvenes incluirá, además de servicios de información orientados a los grupos de destinatarios, ofertas que promuevan la lectura y el hábito de informarse, así como la orientación formativa y profesional de los jóvenes. La biblioteca abrirá sus puertas en 2009.

¿Cómo se actualizan los programas al hilo de los críticos tiempos que corren?

El cambio acelerado no se detiene ante nuestra actividad, así que debemos responder con estructuras flexibles. Por eso, la Fundación Bertelsmann se entiende a sí misma como una estructura con una jerarquía plana, un marcado acento en el trabajo en equipo y la constante disponibilidad para responder a los cambios con nuevas ideas y proyectos. Debemos preguntarnos constantemente: ¿Estamos haciendo lo correcto? Y lo que hacemos, ¿lo hacemos correctamente?

Concluye la entrevista pocos minutos antes de que Michaela parta a unas brevísimas vacaciones. Sólo se trata de recuperar un poco de energía para volver con más fuerzas. "Por lo pronto- asegura– vivo intensamente y pienso andar por aquí al menos hasta los 100 años."

Por Mercedes Wullich para Mujeresycia.com

 

Artículo anteriorMujeres en igualdad
Artículo siguienteEl rol de Tzipi Livni