Largaron las rebajas

186

La Comunidad de Madrid, Andalucía y Extremadura no esperaron a los reyes para empezar las rebajas. Adelantaron la campaña para incentivar el consumo en un año marcado por la caída de la demanda como consecuencia de la crisis. En el resto de comunidades comenzarán después del día de Reyes.

La estrella de las rebajas será, como siempre, la ropa. Desde la Asociación Empresarial de Comercio Textil y Complementos (Acotex) aseguran que este año los comerciantes ofrecerán los descuentos "más agresivos" de los últimos años.

Cada ciudadano destinará una media de 85 euros a la compra de productos textiles en este periodo, según calcula Acotex, que prevé que el sector facture en esta campaña 3.634 millones de euros, un 15% menos que en el mismo periodo de 2008.

Cada ciudadano destinará una media de 85 euros a la compra de productos textiles en este periodo, según Acotex

Por regiones, la Comunidad de Madrid será la de mayor facturación, con aproximadamente 595 millones de euros, y liderará también el número de artículos vendidos, seguida de Andalucía y Cataluña.

Algunas organizaciones de consumidores, como CECU o UCE, habían pedio el adelanto de las rebajas de invierno este año para facilitar a los consumidores un mayor ahorro en las compras navideñas de última hora.

Ojo con las ofertas fraudulentas

Desde la organización de consumidores FACUA alertan de las ofertas fraudulentas que lanzan algunos comercios y recomiendan valorar la necesidad real de la adquisición de los productos, su calidad y precio por encima de la sensación de ahorro que pueda representar el porcentaje de descuento.

"Hay establecimientos que vulneran los derechos de los consumidores e incurren en competencia desleal falseando las rebajas, al presentar como rebajados productos que no habían estado antes a la venta o manipulando el etiquetado para hacer creer que su precio original era superior al real", señala FACUA. "También hay -añade- establecimientos que utilizan de forma engañosa reclamos como ‘hasta el 70%’ de descuento, cuando sólo un reducidísimo porcentaje de productos alcanza ese porcentaje".

Aconsejan valorar la necesidad real de la adquisición de los productos, su calidad y precio por encima de la sensación de ahorro

Otra práctica fraudulenta de la que alerta la asociación de usuarios es la de aumentar los precios de muchos productos para devolverlos a su importe original el día de inicio de la campaña "simulando que están rebajados". Asimismo, los consumidores pueden llegar a encontrarse productos cuyo precio original ha sido manipulado para que la rebaja parezca mayor o artículos traídos exclusivamente para venderse en estas fechas, por lo que el supuesto descuento "ni siquiera existe", apunta FACUA.

Artículo anteriorMujeres en igualdad
Artículo siguienteEl rol de Tzipi Livni