Hotel du Palais en Biarritz

168

El cinco estrellas ofrece un completo y exclusivo programa de tratamientos en su Spa Imperial: equilibrio y relajación, energía y dinamismo para el nuevo año que empieza. Descubre este impresionante palacio, residencia imperial de Napoleón III y de Eugenia de Montijo, y déjate seducir por su entorno y por los atractivos de la glamurosa ciudad de Biarritz.
El Hotel du Palais recoge la tradición balnearia de la ciudad de Biarritz y presenta el Programa de Tratamientos ‘Mieux être’, un espectacular paquete de seis noches en el que el protagonismo lo tendrá su Spa Imperial, un espacio de 3.000 metros cuadrados que cuenta con la calidad de los productos de Guerlain.

Durante cinco días, el Programa de Tratamientos ‘Mieux être’ será un paréntesis de auténtico lujo para cuidarse y renovar energías. Cada día está dedicado a un tratamiento específico: Brillo y Luminosidad, Pureza, Belleza, Equilibrio y Vitalidad, con diferentes sesiones en las que se aplican terapias como masajes terapéuticos, baño de burbujas e hidromasaje 5 Sentidos, envolturas remineralizantes, masaje relajante con aceites esenciales, masaje con piedras calientes, reflexología, tratamientos para el cabello con productos Leonor Greyl, masaje deportivo, etc. Para todo ello, un preparador personalizará cada programa de tratamientos de manera individual según las necesidades de cada persona.

Además, durante toda la estancia, las instalaciones del Spa Imperial tienen acceso libre para poder disfrutar de su piscina de agua dulce con sistema de nado a contra corriente, jacuzzi, sauna y hamman, sala de cardio fitness y estudio de Pilates y el Salón Eugénie, un salón de té donde descansar frente al mar y la enorme playa que se extiende a los pies del Hotel du Palais y que es sin duda uno de los mayores alicientes de Biarritz, calificada como “uno de los mejores escaparates de surf del mundo” que atrae a numerosos aficionados de todos los países.

www.hotel-du-palais.com

Artículo anteriorRoyal defiende a Dati contra Sarkozy
Artículo siguienteMujeres en empresas del Ibex-35