Hacia un periodismo no sexista y visibilizador de las mujeres

168

Cristina Fraga, June Fernández y Tona Gusi son parte de agencias de género, que tienen en común la voluntad de ser una alternativa al modelo de información hegemónico. Cada una cuenta aquí su propia experiencia en camino de la construcción de un periodismo no sexista y visibilizador de las mujeres. Aquí el detrás de escena de Ameco, Pikara Magazine, La Independent y Feministiskt Perspektiv.

Esta rama de agencias de género nace en los 90 y está actualmente integrada por decenas de espacios similares en varios países.  Cristina Fraga, periodista española y directora de Ameco Press, las describió en el año 2004 en el libro Agencias de Género. Comunicadoras en el mundo como “iniciativas que las mujeres periodistas han impulsado como alternativa al modelo de información hegemónico en el que no se sienten reflejadas ni incluidas; espacios de elaboración de nuevos discursos y nuevas formas de entender el mundo y la información. Se trata, en definitiva, de la construcción de un periodismo no sexista y visibilizador de las mujeres, las grandes ausentes del discurso informativo”.

Estas agencias pretenden hacer del periodismo un espacio más democrático e inclusivo.La Independent y Pikara son proyectos de periodistas españolas, de Cataluña y el País Vasco respectivamente; mientras que Feministiskt Perspektivestá es liderado por periodistas suecas, todas integrantes de la Red Internacional de periodistas con Visión de Género.

Otra característica común en estas agencias es el trabajo militante. Las personas que escriben este tipo de periodismo social suelen recibir poca o nula remuneración por su tarea rara vez recibe apoyo del mercado publicitario y suele subsistir de apoyos estatales y de organismos de cooperación internacional.

Pikara

Es un proyecto liderado por la periodista vasca June Fernández y surgido “de una necesidad profesional y una inquietud personal”. Fernández dejó hace un año un puesto como redactora de la edición que se hace en el País Vasco del diario El País y no encontraba espacio periodístico para afianzarse. “Y animada por mi maestra periodista Lucía Martínez Odriozola (también integrante de Pikara), adopté la máxima del freelance español Alberto Arce: ‘Si no te publican, publícate tú’.”

Pikara nació en noviembre del 2010 con un formato más ligado a la revista digital que a la agencia, proponiéndose un recorrido propio sobre los temas de género. “La intención de fondo es cuestionar qué son los temas de género”, sintetiza Fernández, y agrega: “Queremos evitar hablar constantemente o sobre todo de violencia machista, trata o aborto”. La idea es “mostrar que se pueden tratar todos los temas con una mirada distinta, que repara en desigualdades y muestra la diversidad”, explica. “Las mujeres somos muy protagonistas, por supuesto, pero también queremos hablar de masculinidades y de identidades nómadas”, dice.

La revista digital nace con secciones como Cuerpos, Ficciones, Planeta, En Red y Voces y desde el inicio enfatizaron en la sexualidad, la creatividad y la reflexión.

El esfuerzo de Fernández es secundado por Martínez Odriozola, Maite Asensio e Itziar Abad, y  un equipo de unas veinte personas colaboradoras, todas comprometidas con el proyecto que por el momento se sostiene sin apoyos financieros.

La Independent
Tiene un origen más colectivo y un claro objetivo de incidencia mediática. Se trata de un viejo anhelo de las periodistas integradas en la Red XIDPIC.CAT-XIPVG (Red Internacional de Mujeres Periodistas y Comunicadoras de Cataluña) que intentaron antes otros formatos gráficos y digitales “hasta que tuvimos claro que había que contar con una agencia de noticias con visión de género para poder influir en los medios o al menos ofrecer la posibilidad de que se pudiera encontrar esa información” relata Tona Gusi, subdirectora.
La agencia surgió a fines del 2010 con un fuerte apoyo institucional de Instituto Catalán de las Mujeres, la Secretaria de Medios de Comunicación del Gobierno de Cataluña y la Concejalía de Mujeres y Juventud del Ayuntamiento de Barcelona y  el aporte voluntario de las personas que leen la publicación.
No obstante tres cuartas partes del trabajo no está remunerado y la sustentabilidad económica es vista como el mayor desafío del proyecto.
Esta agencia ha sido galardonada este año con el Premio Prensa-Mujer que cada dos años entrega la Asociación Española de Mujeres de los Medios de Comunicación.

Feministiskt Perspektiv

Surgió con la iniciativa individual de la periodista sueca Anna-Klara Bratt, quien implementó previamente un periodismo con visión de género en un periódico sindical de su país.

“Ella luego buscó la forma de iniciar un proyecto similar y descubrió que ahora es posible recibir apoyos del Estado para el periodismo electrónico y así se formó hace unos meses una asociación integrada por una red de medios y varias personas con larga experiencia en medios de comunicación y perspectiva de género que son los responsables de la publicación”, relata Jenny Rönngren, responsable de la sección de Información Internacional.
Por ahora sólo emite información en sueco y no se puede acceder a la totalidad de la información sin una suscripción, requisito impuesto por el Estado para recibir subsidios.

“La recepción que hemos tenido ha sido doble”, cuenta Rönngren. “Causó fuertes reacciones, desde muy positivas hasta agresivas, cosa que consideramos interesante y significativa. Aunque hay un apoyo general en temas de igualdad de género en la sociedad sueca, todavía hay una gran resistencia en ciertos sectores hacia iniciativas que proponen mayores cambios, especialmente cuando se trata de cambios en la estructura de poder. Aunque también nosotras creemos que en algunos sectores se trata más de una falta de conocimiento que de una resistencia real”.

Historia de las agencias de género

La primera de ellas fue SEMLAC. Se originó a fines de los 80 como parte de un proyecto conjunto de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y la agencia de noticias Inter Press Service, en ocasión del Decenio de la Mujer instaurado por la Organización de las Naciones Unidas.
A la vez, Inter Press Service mantiene también un servicio de noticias sobre mujeres con corresponsalías en todo el mundo. A fines de los años 80 surgió en México CIMAC (Comunicación e Información de la Mujer) que en los años 90 inauguraría también su agencia de noticias de género.

Y en la década del 2000 se sumaron Artemisa Noticias en el 2005, en Argentina, y Ameco Press, en el 2007, en España, con cobertura nacional diaria de sus respectivos países a través de corresponsalías internas.
En Argentina, en los últimos tres años surgieron también agencias de género en diferentes provincias que dan cuenta de la realidad regional y en algunos casos nacional e internacional.
Fuera de Iberoamérica, algunas de las agencias de género existentes son Women in the city en Italia y Egalité en Francia.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Marketing y Comunicación en nuestra ZONA EMPLEO/RECURSOS?

Artículo anteriorTe corresponde, nos corresponde
Artículo siguienteSOGEPIMA consigue el sello Madrid Excelente