Gloria Bonder: `Sigo creyendo en una sociedad más justa y solidaria´

147

Esta argentina experta en cuestiones de género -divorciada, madre y entregada abuela- todavía cree en el  cambio de los patrones de poder y en una mejor calidad de vida. Su granito de arena lo aporta cada día como directora del Programa Regional de Formación en Género y Políticas Públicas –PRIGEPP-y en estos días, coordinando el Congreso Internacional sobre políticas de equidad de género que se celebrará del 9 al 12 de noviembre en Buenos Aires.

Por Mercedes Wullich, Directora de Mujeres & Cía.

¿Cuál es la razón de ser del Congreso?
Crear un espacio para la reflexión sobre los avances que han logrado las políticas de género en las últimas décadas. También reconocer los retos que conllevan las profundas transformaciones de nuestras sociedades globalizadas y anticipar cursos de acción y marcos para dar respuestas a estos desafíos en lo nacional, local y global.

El sector público, ha tenido más en cuenta las propuestas de equidad de género. El sector privado, al menos en los países latinoamericanos, no se hace presente ni ayuda visiblemente a transformar las desigualdades de género. ¿Los temas más controvertidos?
El Congreso pretende generar polémicas en todos sus ejes de trabajo. Interesa que haya debates, diversidad de opiniones y propuestas, que quienes participan disfruten de compartir con libertad e imaginación sus ideas y preocupaciones sobre las relaciones de género en el presente y el futuro de nuestras sociedades.

¿En qué cuestiones se debe trabajar más a fondo?
En muchas, entre ellas en el nuevo rol del Estado nacional en épocas de globalización, en el papel que deben desempeñar las instituciones internacionales respecto a las políticas de equidad de género o en las formas de participación ciudadana.

¿Cuál es más débil: el sector público o el privado?
Depende en qué aspecto. El sector público, con sus más y sus menos, ha tenido más en cuenta las propuestas de equidad de género. El sector privado, al menos en los países latinoamericanos, no se hace presente ni ayuda visiblemente a transformar las desigualdades de género.

¿Cuál es la labor de PRIGEPP?
PRIGEPP es un ámbito académico interdisciplinario de formación, investigación, comunicación e incidencia en políticas de y para la equidad de género. Se desenvuelve en una plataforma virtual que dispone de múltiples recursos para desarrollar una  formación de alta calidad y muy participativa. Busca la creación continua de nuevos conocimientos y prácticas.

¿Qué ha cambiado desde que se introdujo en la lucha por la igualdad?
Hay avances notables en los derechos de las mujeres, tanto en el plano internacional, como nacional e incluso regional. También se ha avanzado en el ámbito educativo, aunque persisten diferencias entre países, y dentro de ellos por áreas o sectores.
Además, se ha incrementado mucho la participación política de las mujeres y va ganando consenso la aceptación de la igualdad de derechos entre varones y mujeres.

Hay brechas importantes entre la igualdad formal y la real. No se ha modificado sustancialmente la división de trabajo en el hogar; las mujeres asumen casi todo el cuidado sin un reconocimiento por ello. ¿Divergen la teoría y la práctica?
Claro, hay brechas importantes entre la igualdad formal y la real. No se ha modificado sustancialmente la división de trabajo en el hogar; las mujeres asumen casi todo el cuidado sin un reconocimiento por ello. La violencia por motivos de género ha entrado en el discurso público pero no se ha progresado lo suficiente en cuanto a medidas de prevención y protección. Falta mucho por hacer con respecto a la participación de las mujeres en la ciencia y la innovación tecnológica. También la autonomía de las mujeres en su elección sexual y reproductiva sigue siendo  muy controvertida.

¿Qué es lo más difícil de cambiar?
Lo más difícil, desde mi experiencia, son las culturas institucionales y las subjetividades que se ven amenazadas por cambios que tocan fibras muy profundas, inconscientes que pueden generar temores y resistencias.

¿Cómo se puede incidir en las agendas públicas de los Estados?
Lo difícil no es tanto incidir para sensibilizar, formar recursos humanos para integrar la perspectiva de género en las agendas y políticas publicas, o incluso crear instituciones con ese propósito, sino lograr que sean sostenibles, que se entrelacen con las políticas sectoriales y tengan un apoyo político que vaya más allá del gobierno de turno.

Ping Pong
Una frase: Me gustaría…
Tiempo libre: Soy una workaholic y aún agobiada por momentos, me fascina lo que hago. Me encanta estar con mi familia, especialmente con mis nietos, y con mis amigas de tantas partes del mundo.
Admiras en la gente… la disposición a aprender constantemente, a reflexionar, a no tener miedo a reconocer carencias o errores. También a quienes son  entusiastas y responsables, a quienes se divierten y ríen, ya que la risa es un maravilloso sonido de la vida.
Un libro, una película y una canción: Muchísimos, imposible elegir.
Un lugar al que volver: A India. Es un país extraordinario en muchos sentidos. Volveré, me lo debo.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Directivas y Empresarias en nuestra ZONA MUJERES?

Artículo anterior`Las mujeres podemos llegar donde nos propongamos´
Artículo siguienteAMEC: Noelia Fernández es la empresaria 2010