Futuro, querido, cuando llegues estaremos preparadas

685

El futuro es incierto, lo sabemos, lo padecemos. Por ejemplo: ¿Cuándo termina el desamor? ¿Quién no se lo ha preguntado alguna vez? Científicos de la Universidad Graz, en Austria, están investigando los efectos que podría tener una pastilla de serotonina, un neurotransmisor del sistema nervioso. Sus datos vinculan a la tristeza que produce el desamor y aseguran que los motivos son válidos para justificar su eliminación. ¿Qué les parece?

De todas formas, aunque el futuro siga siendo tan incierto como siempre, eso no quita que podamos hacer planes. Sería bueno, al menos, reducir al mínimo las sorpresas desagradables que trae el tiempo y arroja sobre nuestros cuerpos. Aquí hay novedades en productos de belleza, una crema mágica, Piel Impecable SPF 30 de Regenerist, que previene los efectos de envejecimiento que el sol causa; y además, TODO sobre cómo se acumula la grasa en cada cuerpo… ¿no sería ideal poder elegir dónde guardar las reservas de energía tan mal promocionadas?

Pero si hay algo en el mundo que está lleno de imprevistos es la maternidad. La escritora y periodista Sonia Santoro presenta su libro, donde confiesa que cuando una es madre, todo lo que juró que nunca haría se puede hacer realidad: "Un día me convertí en esa madre que aborrecía", es el sincero título que eligió. Como consuelo, los neurocientíficos han descubierto que la maternidad aumenta el tamaño del cerebro.

Y porque a pesar de que una se informe, se forme y sea lo más quisquillosa con sus planes, el futuro sigue siendo un misterio… es que aquí también compartimos una agenda de espectáculos para que el fin de semana sea de puro disfrute. Así que: ¡A vivir cada momento con toda la intensidad posible!

El martes nos veremos de nuevo, para seguir analizando las mejores posibilidades para el futuro de las mujeres. Porque aunque el futuro no nos vaya a ser develado, ¡más vale estar preparadas!

Visita el Blog de Diana Raznovich

Otros artículos de la autora…

¿Ya has visitado Humor en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?

Artículo anteriorEl ser creativo
Artículo siguienteEficiencia femenina vs. desidia empresarial