Frente a la crisis, creatividad

151

La crisis económica anima a las empresas a implantar políticas de flexibilidad de coste cero para mejorar su competitividad. La Secretaria de Estado de Política Social, Amparo Valcarce, entregó los premios de la VII Edición de los Premios Empresa Flexible. Se los llevaron esta vez Grupo SM, Altran y Lenovo en tanto las menciones de honor han recaído en Text 100, IN2 y Monrasa.

Frente a la crisis, creatividad
Las 1.793 empresas de todo el territorio nacional que han presentado su candidatura a la VII Edición de los Premios Empresa Flexible, organizado por CVA y Sodexho Pass con el patrocinio de Hero, Manpower, la UOC y MRW, coinciden en seguir trabajando en la implantación de políticas de flexibilidad que mejoren el equilibrio de la vida profesional, personal y familiar de sus empleados. En tiempos de crisis es fundamental mantener el clima laboral lo mejor posible, cuidar la productividad y evitar perder competitividad. Las medidas de flexibilidad han demostrado su eficacia en estos ámbitos y por esa razón, han recurrido a la implantación de medidas denominadas "de coste cero". Esta es una de las primeras conclusiones que se extraen del análisis de la información recogida en esta VII Edición de los Premios Empresa Flexible. El informe con todas las conclusiones se dará a conocer a principios de 2009.

Pero, ¿cuáles son estas medidas?
Principalmente todas aquellas relacionadas con la flexibilidad de horarios porque son las más efectivas para garantizar la conciliación de la vida profesional, personal y familiar y las que requieren sobre todo, una inversión de tiempo más que de dinero. La bolsa de horas, el margen de entrada y de salida, no colocar reuniones en el límite de la jornada de trabajo, ofrecer la posibilidad de reducir la jornada, no trabajar los viernes o conceder permisos retribuidos para acudir a las revisiones médicas durante los embarazos o para celebrar los cumpleaños de los hijos, son algunas de estas medidas que este año se han extendido entre la mayor parte de las empresas participantes en esta edición. Y han recurrido a ellas por igual tanto las grandes empresas como las PYMES.

Las entidades ganadoras
han recibido el galardón de manos de la Secretaria de Estado de Política Social, Amparo Valcarce, en un acto celebrado en la sede del IMSERSO en Madrid. El Grupo Editorial SM, la consultora Altran y la empresa de software Lenovo, han sido las galardonadas en sus respectivas categorías de empresa grande, mediana y pequeña. Todas ellas han recibido el galardón por el conjunto de políticas implantadas y por contar con una cultura de empresa flexible reconocida por los propios empleados.

El presidente de SM, Juan de Isasa González de Ubieta; el director de relaciones humanas de Altran , Ángel Cruz y la directora general para España y Portugal de Lenovo, Elena Mendoza, recogieron el premio que consiste en una escultura del artista vasco Javier Santurtún.

También el jurado del premio quiso reconocer el trabajo de algunas entidades finalistas concediendo varios accésit. En categoría pequeña empresa, a la consultora Tex 100 por su amplio conjunto de medidas y la originalidad de las mismas; en la categoría mediana empresa, a la consultora tecnológica IN2 por adaptar sus medidas de flexibilidad a las necesidades de una plantilla joven en el sector de nuevas tecnologías y en la categoría gran empresa, a Monrasa, por fomentar las medidas de conciliación en un sector industrial tradicionalmente masculino.

Recogieron dichas menciones de honor la responsable de RRHH de Text 100, Lorena Pérez; el socio director de la delegación de Madrid de IN2, Félix Villar y el presidente de Monrasa, José Julio Fernández.

"Como en todos los periodos de recesión, las empresas que han trabajado por mejorar su productividad e innovación a través del cuidado de sus recursos humanos, lo tendrás más fácil para garantizar mantenerse en esa línea. Los que ya hemos vivido varios, sabemos que las personas son el mayor activo de las organizaciones, -afirma la directora de CVA, Marisa Cruzado,- así que es normal que éstas se preocupen también ahora, por el nivel de satisfacción de sus empleados. La flexibilidad ha llegado para quedarse porque no es sólo una necesidad de la empresa. Es una necesidad social y el cambio, ya está en marcha", -concluye.

En el conjunto de las ediciones del premio empresa flexible, han presentado su candidatura más de 6.200 empresas, lo que supone una muestra importante de todo lo que se está haciendo en materia de flexibilidad. "Todavía queda mucho por hacer, porque en España trabajamos demasiadas horas para el nivel productivo que alcanzamos. Sin embargo, muchas empresas lo están haciendo bien y estos premios son un reconocimiento a su trabajo".

Artículo anteriorBelasco de Baquedano: un proyecto ambicioso
Artículo siguiente«Contamos con usted»