Feminismo en femenino

629

Hay días que sientes que te ahogas. Enfrascada en el trabajo, la casa, los madrugones, la crisis y los fraudes….notas que te resecas por dentro y quieres escapar. De repente quieres estar en otro lugar, en otra ciudad y con otra gente. Pero no puedes. Y entonces te vas de compras.  Eso es lo que yo hice ayer. A las 13:00 cerré el ordenador y me fui al Corte Inglés. Me compre un vestido y me sentí mucho mejor, ni siquiera me dolió el dinero que me costó. Con razón dicen que la gente no consume por razones lógicas, lo hace por razones emocionales.

Decidí sentarme en la cafetería para comer mientras fantaseaba cuando podría estrenar mi nueva adquisición. Pero no pude fantasear mucho, enseguida me sentí atraída por la realidad de una  conversación. La conversación que mantenían unas chicas  que estaban sentadas justo detrás de mí.

Una mujer desconocida apostó por un sueño, arriesgó por amor. No salió como esperaba, la criticaron,  pero no se hundió. Porque el éxito hagas lo que hagas, es hacer con ilusión… no triunfar.

  • Es una inconsciente, una irresponsable, siempre fue así _Dijo una
  • Dejar todo lo que tenía por ir detrás de ese macarra….Es increíble! _Añadió otra
  • La está bien empleado que después de todo lo que ha hecho por él, la haya dejado sola_ Señaló  la tercera
  • En mi opinión que se fuera a Londres con ese tipo es de locos, pero ahora que está sola… que no  quiera volver!… Es de necios…!! _ Sentenció la cuarta

Cuatro voces femeninas…no pude evitar volverme y mirarlas para ver cómo eran…. Me había hecho una idea que resultó aproximarse bastante a la realidad….Caras de rasgos casi perfectos, melenas onduladas en peluquerías, bolsos de marca, las cuatro resultaban armoniosamente atractivas …Sin embargo enseguida sentí el deseo de alejarme  de ellas….Pagué y me fuí…

Eran sus amigas y la criticaban porque había dejado todo por amor.

Me pregunto que hubieran dicho si se tratara de un hombre que hubiera dejado todo por un negocio, por un proyecto… Seguramente hubieran dicho que era un valiente, un emprendedor, sin miedo al fracaso….

Si eres mujer y lo dejas todo por amor eres una inconsciente y una irresponsable pero si eres hombre y lo dejas todo por dinero eres un valiente y un emprendedor…

¿Qué nos pasa a las mujeres?
¿Estamos perdiendo valores como el amor, la bondad, la ética a favor de la eficiencia?
¿Acaso pensamos que estar enamoradas no es eficiente?
 ¿Que ser demasiado buena no es eficiente  porque ni el amor ni la bondad ayudan  a tomar decisiones?
¿Quizás pensemos que llevar la contraria es ineficiente,  que discutir es perder el tiempo y además genera que los superiores desconfíen?

Como es posible que el amor, la bondad, o llevar la contraria  resten en lugar de sumar…. 

Debemos empezar a valorarnos para que nos valoren pero nunca debemos dejar de ser buenas, nunca dejar de enamorarnos, nunca aplicar el todo vale.

Ni en la empresa ni en la vida podemos aplicar el todo vale para conseguir un objetivo. Es importante conseguir objetivos pero no a cualquier precio.  La sociedad ha avanzado gracias a esa sensación de pertenencia que generamos las mujeres cuando criamos a nuestros hijos, transmitiendo seguridad y ternura… sensación que deberíamos transmitir también en el trabajo. Aportamos los mismos conocimientos técnicos que los hombres, la preparación es parecida sino igual, lo que nos diferencia y deberíamos transmitir es “ese toque femenino”, “esa esencia de mujer “que es lo que genera la diversidad.  

Tenemos que conseguir el objetivo de dejar de ser sumisas pero no implica que dejemos de ser humildes, tenemos que conseguir el objetivo de ser valoradas, de conseguir puestos de responsabilidad pero no a cualquier precio no a cambio de perder nuestra feminidad, no a cambio de perder la capacidad de enamorarnos, no a cambio de perder la ética o la bondad y no a cambio de desproteger a los nuestros. Porque si perdemos estos valores no habremos conseguido nada seremos el mismo perro con diferente collar y nada cambiara. Y necesitamos que las cosas cambien y ese cambio lo tenemos que empujar nosotras, no  podemos seguir votando a partidos donde se roba y se mira a otro lado, no podemos seguir invirtiendo en empresas donde se estafa y ningún consejero ni auditor lo detecta, no podemos seguir confiando en personas que nos mienten y acaban creyéndose sus propias mentiras

Hoy en día tenemos el derecho a conseguir los objetivos que nos propongamos personales o laborales, pero después también tenemos el derecho a no estar satisfechas con esos objetivos alcanzados por lo que se nos abren una multitud de caminos ¿Cual tomar? Y entonces vivimos en la duda permanente…Pero si nos guiáramos más por la bondad, el amor, la honradez, la humildad  y la pasión a la larga  estaríamos mas satisfechas con los objetivos alcanzados, las dudas se disiparían y la eficiencia tanto en el trabajo como en la vida sería mayor y más duradera.

Una mujer desconocida apostó por un sueño, arriesgó por amor. No salió como esperaba, la criticaron,  pero no se hundió. Porque el éxito hagas lo que hagas, es hacer con ilusión… no triunfar. Es intentarlo con pasión.. no triunfar.  

No sé quién es, donde vive ni como se llama pero con toda mi admiración y respeto a esa mujer le dedico este artículo.

Otros artículos de esta columnista…

¿Ya has visitado Columnistas en nuestra ZONA OPINIÓN?