Eva Vila: “A mayor facturación, menos directivas”

Eva Vila-Massanas, Co-Fundadora de WeEQUAL, nos cuenta los interesantes resultados del estudio sobre diversidad en la cúpula de las empresas.

705
Eva Vila-Massanas

Entrevistamos a Eva Vila-Massanas, Co-Fundadora de la consultora de diversidad WeEQUAL que acaba de publicar un estudio sobre la diversidad en la cúpula directiva de sectores clave de la economía española. En concreto, de las empresas del IBEX 35 y los sectores de alimentación de gran consumo, retailers de gran consumo, el sector hotelero y el sector tecnológico.

Hay más mujeres directivas en el sector tecnológico con formación STEM que hombres.

Han estudiado el perfil de su máxima figura directiva. Y han tenido en cuenta varias tipologías de diversidad: la de género, la generacional, de origen y de formación. Comentamos los resultados con Eva Vila-Massanas  para analizar qué supone para la economía.

¿Por qué habéis realizado este estudio? 

Últimamente se habla mucho de diversidad, pero se habla poco de diversidad en las posiciones de liderazgo económico.  Queríamos analizar la situación y visibilizar en qué punto nos encontramos hoy.

¿Y cómo son las máximas direcciones de estas empresas? 

Seguimos suspendiendo en diversidad en la cúpula directiva.  Si tuviésemos que hacer un perfil tipo sería un hombre, español, entre 55 y 59 años, con una formación de ciencias sociales y más de la mitad han continuado formándose para dirigir y ha cursado un MBA.

Si nos centramos en género, ¿hay diferencias relevantes según el tipo de compañía y sector?

Hay pocas diferencias entre sectores. El 94% de los principales ejecutivos son hombres.  Desde un pésimo 100% en los retailers, al mejor dato un 90% en el sector hotelero. Vemos un 93% en el sector tecnológico, un 95% en el de alimentación y un 96% en el IBEX.

Y vemos unas correlaciones en función de varias variables.

A mayor facturación de la empresa, menor es el número de directivas.  Por ejemplo, en el sector tecnológico, el 4% de las empresas de mayor facturación están dirigidas por mujeres y en cambio un 8% de las pymes están dirigidas por mujeres.

La cifra de mujeres dirigiendo también depende del sector. Por ejemplo, en alimentación los sectores más primarios y con productos menos elaborados, como el sector hortofrutícola, o de carne son aún más masculinizados.

Otro dato relevante es que las empresas españolas tienen un menor número de directivas que las que tienen su matriz en otro país.  Por ejemplo, hay sólo un 2% de empresas tecnológicas españolas dirigidas por mujeres y un 11% de internacionales.

También es relevante donde se encuentra la empresa.  Las empresas ubicadas en entornos rurales tienen menor presencia de directivas que las que están en ciudades.

A mayor facturación de la empresa, menor es el número de directivas.

¿Y en diversidad generacional vemos una mayor diversidad que en género?

La edad media de la persona que lidera una organización es entre 55 y 59 años.

Pero aquí sí que vemos diferencias entre sectores.  El IBEX es donde encontramos a una dirección de mayor edad, más de la mitad son mayores de 60 años.

Y el sector hotelero es el más joven, con más de la mitad de la dirección menor de 50 años. Curiosamente tecnología está en línea con los otros sectores, y sólo un 32% de su dirección es menor de 50 años.

Habéis estudiado también su formación, ¿Por qué?

Las personas que han realizado la misma formación y además en el mismo centro son mucho más homogéneas.  Por ello hemos analizado que habían estudiado, dónde, si era un centro público o privado.  Y si habían continuado formándose, en qué y dónde.

Aquí también tenemos otro suspenso en diversidad.  Las personas que dirigen la mayoría de las empresas han estudiado economía y derecho, es decir se han formado para dirigir, un rotundo 70% de los directivos del IBEX.

Sólo en las empresas tecnológicas hay más lideres con formación STEM que de gestión.  Y es interesante mencionar que hay más mujeres directivas en el sector tecnológico con formación STEM que hombres.

Debido a su edad, la mayoría han estudiado en universidades españolas y públicas.  Y más de la mitad han realizado estudios posteriores principalmente un MBA en un centro privado. Y las directivas están proporcionalmente más formadas que sus colegas.

Las empresas españolas tienen un menor número de directivas que las que tienen su matriz en otro país.

Por último, ¿somos diversos en origen?

Tampoco, aquí volvemos a tener un suspenso rotundo.  Un 86% de los directivos del IBEX son españoles y el sector más diverso son los retailers de alimentación con un 80%.  Porque son empresas de origen no español y el directivo máximo en España es un ejecutivo de la nacionalidad de la matriz de origen.  Y de las 400 empresas analizadas sólo hay 1 mujer no española.

Estas conclusiones son sorprendentes. ¿Qué opina?

Todos somos hoy conscientes de la necesidad de tener equipos diversos, no sólo para que sea una sociedad más justa sino también para mejorar nuestros resultados empresariales.  Este estudio cuantifica el gran camino que hay por recorrer.  Ahora necesitamos realizar una reflexión más profunda del origen de esta falta de diversidad y de cómo las empresas podemos abordar procesos de selección y de promoción que fomenten esta diversidad.