EPWN Spain cierra su ciclo de talleres de coaching

107

¿Tienen las mujeres y los hombres problemas distintos a la hora de dirigir personas?, ¿Hay diferencias de género en las habilidades que preocupan a hombres y mujeres?

Un grupo de coachs ejecutivos de EPWN Madrid, decidieron verificarlo, y ofrecer a las profesionales de la asociación una serie de talleres de coaching para trabajar en ello.

Conchita Rodríguez Franco ya había planteado el tema en una monografía suya: “Técnicas de Coaching para mujeres”, y con esa reflexión de base, dirigió un primer taller para recoger sugerencias al respecto. Es ya tópico hablar de habilidades diferenciales de las mujeres, como la capacidad de autoanálisis, y la mayor facilidad para exponerse, para declararse vulnerables.

Es ya tópico hablar de habilidades diferenciales de las mujeres, como la capacidad de autoanálisis, y la mayor facilidad para exponerse, para declararse vulnerables.El taller de apertura dio muestras de ello, y decidimos aprovechar esas posibilidades para trabajar en el entorno seguro que nos ofrece EPWN. Tres temas fueron mayoritariamente solicitados por las asistentes: “Paz interior”, “Mi propia definición de éxito” y “Saber Decir No”.

Cerca de 30 profesionales de distintos países y sectores, con posiciones profesionales diversas, y en momentos muy distintos de su carrera profesional, han trabajado a lo largo de cuatro meses sobre esos tópicos. Eva Valbuena y Conchita Rodríguez condujeron el taller “Paz Interior”; Rosa de la Calzada y Araceli Cabezón “Mi propia definición de éxito” facilitaron juntas los otros dos talleres: y “Saber Decir No”.

La metodología seguida en todos ellos requirió la práctica de otras dos habilidades decisivas en la dirección de personas: la escucha y la concisión/claridad. El ambiente de transparencia y solidaridad que imprimieron las participantes a los talleres, creó el caldo de cultivo para un interesante aprendizaje individual y colectivo.

Este ciclo de 2008/09 finalizó con un evento de síntesis y celebración en un agradabilísimo espacio del Barrio de Salamanca en Madrid. Allí un buen número de asistentes proporcionaron feed-back a las organizadoras y propusieron mejoras para siguientes ediciones, además de sugerir más temas para tratar en próximas ediciones: visibilidad en las organizaciones, balance de capacidades, aprender a venderse/hablar de mi misma, disfrute vs. autoexigencia, etc.

Un excelente balance de esta primera edición, que permite aventurar la existencia de una segunda en el próximo curso.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Asociaciones de Mujeres en nuestra ZONA ASOCIACIONES?

Artículo anteriorCarlos Andreu y la motivación clave
Artículo siguienteAvances contra el cáncer de mama