El Gobierno Vasco premia a las directivas

382

El Gobierno Vasco, mediante su programa ‘Elkarteak’, aprobó un decreto que premia la presencia de mujeres en los órganos de dirección de las asociaciones y federaciones profesionales y empresariales de los sectores agrario, pesquero y alimentario.

Este decreto deroga el anterior y adecua la redacción de la norma a la realidad actual con la incorporación de aspectos relacionados con la agilización en la gestión de los expedientes (requisitos, gastos subvencionables, criterios de cuantificación, solicitud y documentación) más un nuevo precepto dedicado a los gastos no subvencionables.

El programa ‘Elkarteak’ habilita ayudas económicas para afrontar gastos relacionados con el ejercicio de funciones de representación de estas asociaciones, los gastos corrientes de funcionamiento, así como los relativos a la realización de estudios y actividades de carácter experimental. 

Asimismo, el Departamento de Medio Ambiente aprovecho la redacción del nuevo texto para introducir, dentro de los criterios que sirven para evaluar proyectos y cuantificar ayudas, la toma en consideración del porcentaje de mujeres existentes en los órganos de dirección de la asociación o federación como fórmula para promover la igualdad también en el seno de estas organizaciones.

Programa ‘Elkarteak’

El programa ‘Elkarteak’ habilita ayudas económicas para afrontar gastos relacionados con el ejercicio de funciones de representación de estas asociaciones, los gastos corrientes de funcionamiento (gestión y administración), así como los relativos a la realización de estudios y actividades de carácter experimental (estudios, planes estratégicos y programas de mejora).

Las ayudas a las asociaciones y federaciones de desarrollo rural y de agricultura de montaña quedan excluidas de la regulación del presente decreto.

 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Directivas y Empresarias en nuestra ZONA MUJERES? 

Artículo anteriorKodak te anima a disfrutar estas Navidades
Artículo siguienteLa educación española no impulsa el interés por la ciencia