Redes Sociales y elecciones

429

TELOS. Cuadernos de Comunicación e Innovación, la revista editada por la Fundación Telefónica, dedicó el dossier de su N° 89 al efecto de las redes sociales en las elecciones. Durante la presentación en Madrid, cuando se destacó la participación de la especialista en redes sociales y en 15-M, Ana Romero Sire, se habló sobre la relación entre democracia y TIC y la creación de un nuevo espacio de unión entre los nuevos ciudadanos y las instituciones. 

La revolución de la Red 

Como se ha podido comprobar en los recientes movimientos de la "primavera árabe", el 15-M o los producidos en Grecia o Israel, las redes sociales se han convertido en un medio de movilización social y política. Así se puso también de manifiesto en la campaña presidencial de Barack Obama y, habitualmente, en los diferentes ámbitos del e-government. 

La Red va camino de convertirse en un nexo de unión paralelo al institucional entre estos nuevos grupos y los más "institucionales" -entre asociaciones ciudadanas y partidos y cargos públicos-. Internet y democracia 

Su uso como punto de conexión entre el ciudadano y las administraciones públicas es una realidad indiscutible por su eficacia como instrumento que amplía el protagonismo de determinados grupos de la sociedad civil que hasta ahora tenían una gran dificultad para establecer vínculos comunicativos entre sí y con el público en general. 

De hecho, las redes sociales se han convertido en una nueva esfera pública que se ha emancipado de muchas de las restricciones que nos encontramos en las que dominan en la mayoría de las democracias nacionales, sujetas a los medios de comunicación tradicionales o a los procedimientos santificados por los habituales cauces de comunicación entre ciudadanos y gobernantes. Este nuevo espacio público se está estructurando fuera de los medios de comunicación tradicionales. 

Así, la Red va camino de convertirse en un nexo de unión paralelo al institucional entre estos nuevos grupos y los más "institucionales" -entre asociaciones ciudadanas y partidos y cargos públicos-. Incluso, los detractores ven en las conexiones entre pequeños públicos al margen del sistema político institucional que tienen la intención de influir sobre él una amenaza potencial al proceso democrático. 

¿Las redes suponen riesgos o ventajas para la democracia? 

Se trata de un tema muy próximo que trata de analizar el nuevo espacio cibernético de la deliberación democrática, cara a las elecciones del 20-N, un fenómeno no sólo vinculado a nuestras elecciones generales, sino que posee rasgos comunes a escala global. En la interpretación de este potencial ya han surgido los entusiastas y los escépticos. Para los primeros, estaríamos ante la esperanza de una renovación de la democracia y la gestación de una nueva sociedad civil que hará valer los intereses, valores y visiones del mundo que, de otro modo, permanecería oculto. Para los segundos, las redes sociales son incapaces de ofrecer una verdadera alternativa al sistema tradicional de intermediación entre gobernantes y gobernados; entre los partidos políticos, los sindicatos y los grupos de interés. 

TELOS

TELOS nació en 1985, como una plataforma de la investigación y la reflexión en todo el ámbito de la comunicación social, y se ha consolidado como una publicación única en el panorama editorial español. Como revista de calidad, inscrita en el ámbito de las Ciencias Sociales, la comunicación y la cultura, está destinada a servir de plataforma sobre la investigación original y de trascendencia social, atenta a los nuevos fenómenos y procesos fomentados por las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) especialmente en el ámbito iberoamericano, y preocupada por las aplicaciones de la creatividad y la innovación en la sociedad. 

Su actividad se asienta sobre dos principios: la innovación en las TIC y sus complejas interrelaciones con la cultura, la comunicación y la economía; y la conciliación de la perspectiva social y cultural con las lógicas de la economía de mercado, lo que supone un factor clave para conseguir una sociedad más próspera, más participativa y más sostenible.

 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Trabajo y Capital Humano en nuestra ZONA  

Artículo anteriorKodak te anima a disfrutar estas Navidades
Artículo siguienteLa educación española no impulsa el interés por la ciencia