El Ballet Clásico de St. Petersburgo llega a Madrid

426

La compañía fundada por el solista principal de Mariinskiy Ballet Andrey Batalov y por Andrey Sharaev llega por primera vez a España para ensalzar la belleza de El lago de los cines en plena Gran Vía madrileña los días 2, 10 y 15 de julio con Batalov y el 6 y el 8 con Sarafanov.

La obra se centra en la celebración del XXI cumpleaños del Príncipe Sigfrido, durante los festejos recibe la noticia de que debe casarse La pieza clásica de Piotr Tchaikovsky y la coreografía de Marius Petipa cobran vida en esta ocasión bajo la dirección de Andrey Batalov e interpretada por el elenco del Ballet de San Petersburgo entre los que destacan los nombres de Oksana Bondareva, Vladimir Tsal, Evgeny Ivachencko o Maria Poludova.

La obra se centra en la celebración del XXI cumpleaños del Príncipe Sigfrido, durante los festejos recibe la noticia de que debe casarse y que el siguiente baile será el momento de elegir esposa. Aterrado por la idea huye y se va de cacería a un bosque cercano donde encuentra un misterioso lago, allí conocerá a Odette. La princesa le cuenta el hechizo al que la  somete un poderoso y malvado mago: de día cisne de noche humana. La maldición solo se romperá con la llegada del amor verdadero. Sigfrido también será blanco de los engaños del hechicero que conseguirá que se prometa a su hija Odile, de gran parecido con la princesa cisne. Conocedor del engaño, el príncipe acudirá una vez más al lago para librar una batalla por el amor de Odette.

El lago de los cines podrá verse en el Teatro Compac de Gran Vía del 2 al 20 de julio de 2014, de martes a sábados a las 20:30 horas y los domingos a las 19:30. El precio de las entradas es a partir de 20 euros.

Información:

Lugar: Teatro Compac de Gran Vía

Días: Del 2 al 20 de julio

Horas: De  martes a sábados a las 20.30h y los domingos a las 19.30h.

Entradas: A partir de 20 euros

 

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Espectáculos en nuestra ZONA OCIO Y CULTURA?

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

Artículo anteriorLecciones de vida : ¿Por qué le ponemos etiquetas a todo?
Artículo siguienteLas universitarias españolas, las que más retrasan la maternidad