“Descubrir los deseos y ponerlos en práctica es la tarea”

318

Lucila Bodelón es fotógrafa y dicta talleres de creatividad. Tiene 36 años y se ha casado y divorciado “por fuera de la ley y bajo ritos paganos”. Se define a sí misma como “una mujer con un hemisferio derecho predominante, amante de los viajes y de los descubrimientos, de buen humor y carácter intenso”. Y también impulsa “Un amor cayó del cielo”, un sello editorial cooperativista.  

¿Qué representa la fotografía en tu vida?
La fotografía se me presenta de diversos modos: por un lado es un nexo vital y bello con mi propio pasado, lo construyo a partir de ella ya que mi memoria es más olvido que recuerdo. También es el discurso contemporáneo del que más me enamoró y me vuelve a enamorar, justamente porque habla de la memoria, de lo que queremos conservar, capturar, pausar. Ocupa casi toda mi vida y la abordo desde diferentes ángulos: como editora, como maestra o guía y finalmente como fotógrafa.

¿Cómo llegaste a especializarte en "creatividad"?
¿Cómo llegué? Aún no lo sé con certeza, pero pudo intuir que ser hija única y tener una infancia algo solitaria sumada a una adolescencia desprovista de adultos dieron como resultado una mirada sobre mi misma y sobre mi accionar. Soy un tanto reflexiva y reconozco que “todo es posible”. No por la presencia de una libertad, sino que está dada por los propios deseos que cada uno tiene. Descubrir estos deseos y ponerlos en práctica es la tarea más difícil y más significativa que se puede abordar.

“Todo es posible”. No por la presencia de una libertad, sino que está dada por los propios deseos que cada uno tiene. Descubrir estos deseos y ponerlos en práctica es la tarea más difícil y más significativa que se puede abordar.¿En qué consisten los talleres?
Mis talleres se basan justamente en ese descubrimiento, en ese encuentro con nuestros deseos. Qué es lo que puedo hacer, qué es lo que realmente deseo y cómo voy hacia ello, son las premisas. Puede ser algo pequeño, o algo grande y radical. Yo siempre sugiero comenzar desde lo pequeño y no tomarlo como insignificante. Muchas veces dando pequeños pasos logramos cambios intensos que no imaginábamos posibles. Diseñé ejercicios y métodos, basándome en estudios, lecturas y experiencias propias. También me basé en el tipo de educación que tuve, que realmente sólo sirvió para bloquear y establecer rigurosos límites entre lo correcto e incorrecto. Romper con esas estructuras es mi tarea. Los talleres apuntan a desarrollar nuestro ser creativo, a través de la imagen y de su significante, viviendo y compartiendo experiencias con los demás nos encontramos con facetas nuestras poco exploradas. La idea es que cada uno se sienta a gusto consigo mismo o al menos comience el camino hacia ello.

He visto que en el grupo hay una mayoría de mujeres, ¿por qué será?
Creo que las mujeres tenemos una mayor tendencia de salir a buscar, de  compartir con otros y vivir diferentes experiencias. Quizá sea que también a las mujeres nos gustan que nos hablen otras mujeres. Nos gusta conversar y compartir, algo que ocurre continuamente en mis talleres. Pero son cosas que se me ocurren ahora, no he elaborado demasiado esta cuestión.

¿Cuál es la situación de las mujeres en el arte (y en la fotografía) actualmente?
La situación es súper activa y expositiva aunque los lugares de poder último siguen ocupados por mayoría de hombres. También es verdad que las mujeres pertenecemos a la acción, y a la acción en simultáneo, a veces los lugares de poder son muy estáticos, rígidos y no siempre es desde allí desde donde se puede producir cambios.

¿Qué diferencia al sello editorial "Un amor cayó del cielo" de las otras propuestas en el mercado?
El mercado en Argentina es variado y rico, realmente es algo positivo pertenecer a un mercado con tanta energía. Nuestra diferencia está en el modo de operar, somos un sello cooperativista y generamos un vínculo muy estrecho con el autor, lo acompañamos en su desarrollo como artista, independientemente a la edición del libro. Generamos una amistad y funcionamos como guías espirituales. Solemos decir que somos unas guías pragmáticas y resolutivas pero que no olvidan el amor y la pasión con los que están realizados los actos creativos.

¿Cuál es tu próximo proyecto?
Como editora, estamos preparando la edición del libro La cámara en la cartera II.
Como artista, trabajo en mi proyecto Rizoma, el cual mostraré en diferentes lugares fuera de Buenos Aires.

Bodelón íntima
Estudió las carreras de cine y de fotografía. Pero aprendí de verdad en la  universidad Marta Zátonyi. Se define como “muy pragmática durante la semana y más aún a partir de las 18 hs. A su vez soñadora, romántica y existencialista. Conversadora por naturaleza”.

  • Una película: Stalker, de Tarkovsky a quien considero una espacie de padre.
  • Un libro: Va dependiendo del tiempo, en estos momentos: Just Kids de Patti Smith.
  • Un autor: Valoro y respeto a John Berger
  • Un Artista: Entre los artistas visuales elijo a los constructivistas rusos, por su entrega, creatividad y originalidad. (Malevich, Rodchenko, Popova)
  • Un perfume: Me gustan con aromas cítricos y especiados. Hubo uno hace un tiempo: Manifesto de Isabella Rosellini , nunca más pude encontrarlo. Un perfume y una mujer que coincidían con mi identidad. Vuelvan a fabricarlo por favor!
  • Tu plato favorito: Pastas, vino tinto y chocotorta helada
  • Un lugar al que volverías: Mochima (Venezuela) un pueblo de pescadores. Allí me iría a escribir, meditar y leer. Y volvería a Nueva York dos veces al año!  Para recordar lo bueno que estar en este planeta.

Más información: Estudio Bodelón

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Emprendedoras en nuestra ZONA MUJERES?

Artículo anteriorEl placer de comer por gusto
Artículo siguienteLa declaración de la renta más sencilla