¿Dolor de piernas? ¡Muévete!

470

Según un estudio reciente realizado en EE.UU., reducir el tiempo que pasamos sentados alarga la expectativa de vida. El problema de las piernas pesadas es frecuente, y para aliviarlo no hay nada mejor que un poco de ejercicio diario. Ya lo sabes, estar sentada mucho tiempo es malo y no sólo para las piernas, asique ahora más que nunca, aprovecha el buen tiempo y ¡muévete!

Reducir a menos de 3 horas el tiempo que pasas sentada al día, alargaría en 2 años tus expectativas de vida, afirman científicos del Hospital Brigham de Mujeres de la Escuela Médica de Harvard y la Universidad de Louisiana, EEUU.

A moverse para vivir más
Llevar una vida sedentaria daña la circulación sanguínea, aumenta los riesgos cardíacos y de cáncer, entre otros males. Pero además, los investigadores establecieron cálculos precisos: si se reducen 2 horas de ver la TV al día, se pueden sumar 1,4 años a la vida de una persona.

Las várices son un trastorno común que afecta más a las mujeres que a los hombres, por el funcionamiento hormonal. El ejercicio, la pérdida de peso, la elevación de las piernas al descansar y no cruzarlas al sentarse, ayudarán a que las várices no empeoren.
¿Es peor en verano?
Sí, porque las venas de las piernas son las responsables de que la sangre ascienda hasta el corazón. Para lograrlo, disponen de un sistema de válvulas que envían el flujo sanguíneo hacia arriba, pero el calor hace que se dilaten los capilares y se produzca la pesadez, informa Institutos Nacionales de Salud (NIH, su sigla en inglés).

Cuidado con el calor
En realidad, la alta temperatura no es culpable de un cuadro de dolor de piernas, pero lo acentúa, porque es un excelente vasodilatador, lo que favorece que la sangre salga de la vena y se acumule debajo del tejido produciendo edema, sobre todo en los tobillos. Por eso se hincha esa zona en verano.

Insuficiencia venosa profunda
Es una de las causas del dolor de piernas y se produce cuando las venas tienen problemas para enviar la sangre de nuevo desde las piernas al corazón. Cuando las válvulas no funcionan correctamente, pasa sangre del sistema venoso profundo al superficial, generando varices, edemas y mala circulación.

Insuficiencia crónica
Se llama así a la insuficiencia venosa que persiste. Normalmente, las válvulas en las venas mantienen la sangre fluyendo de nuevo hacia el corazón, pero si las válvulas en las venas varicosas están dañadas o ausentes, esto hace que permanezcan llenas de sangre, especialmente al estar de pie.

Tratamiento para mejorar la circulación
La Biblioteca Nacional de Medicina aconseja:
1) Usa medias de descanso para disminuir la hinchazón crónica.
2) Evita sentarte o estar de pie por períodos prolongados.
3) Ten cuidado con las heridas si ocurre cualquier ruptura o infección de la piel.

Las temidas várices
Son venas dilatadas que se inflaman y se elevan a la superficie de la piel. Pueden ser de un color morado o azul oscuro y están abultadas. Se encuentran en las partes posteriores de las pantorrillas o en la cara interna de la pierna, y se producen cuando las válvulas venosas que llevan la sangre hacia el corazón, dejan de funcionar bien.

Las várices afectan a 1 de cada 2 personas mayores de 50 años. Son más comunes entre las mujeres que entre los hombres, por el funcionamiento hormonal. Las várices conocidas como “araña” se parecen a éstas, pero son más pequeñas y más leves.

El ejercicio, la pérdida de peso, la elevación de las piernas al descansar y no cruzarlas al sentarse, ayudarán a que las várices no empeoren. Utilizar ropa holgada y evitar estar de pie por períodos prolongados también es aconsejable. Consulta con tu médico sobre el uso de vendajes elásticos o medias de descanso.

Los calambres
Son causados por deshidratación o tener poco potasio, sodio, calcio o magnesio en la sangre, por medicamentos como diuréticos o estatinas, y además por fatiga o distensión muscular por sobrecarga; también por ejercicio excesivo o por mantener un músculo en la misma posición durante mucho tiempo, según la Biblioteca Nacional de Medicina.

¿Qué hacer frente a un calambre?
1)Reposa tanto como sea posible.
2) Eleva la pierna.
3) Aplica hielo por 15 minutos. Haz esto 4 veces por día, y con más frecuencia en los primeros.
4) Estira y masajea suavemente los músculos que presentan calambre.
5) Toma medicamentos como paracetamol o ibuprofeno si el dolor persiste.

Síndrome de las piernas inquietas
Causa una necesidad urgente y a menudo irresistible, de mover las piernas. Esto puede interrumpir el sueño y hacer que te sientas muy cansada en el día. Es posible tener una sensación de escozor, pinchazos y hasta dolor. Mover las piernas puede darte un alivio temporal, indica la Biblioteca Nacional de Medicina.

10 Cuidados especiales en verano
1) Toma mucho líquido en el día, sobre todo antes, durante y después del ejercicio.
2) Haz estiramiento para mejorar la flexibilidad de las piernas.
3) No expongas las piernas demasiado al sol.
4) Cúbrelas con un pareo o falda larga en las horas de mayor radiación solar.
5) Cambia de postura con frecuencia.
6) Date duchas de agua fría en las piernas, o alterna chorros de agua fría y caliente.
7) Utiliza calzado cómodo: evita los zapatos altos o estrechos.
8) Mantén las piernas en alto, un rato al día.
9) Evita estar con las piernas cruzadas.
10) Realiza masajes con cremas o gel refrescante desde los tobillos hacia arriba.

Plan de ejercicios
Un ejercicio muy beneficioso es: camina poniéndote de puntillas varias veces y después apoyando los talones y elevando el antepié. En deportes, para prevenir los dolores y favorecer la circulación, se recomienda natación, ciclismo, correr, o sencillamente caminar a paso ligero durante 30 minutos todos los días.

Productos y aparatos
Hay productos específicos que se venden en las tiendas que ayudan a evitar la sensación de piernas pesadas, como el gel frío mentolado que tonifica y reactiva la circulación, y que se puede guardar en la heladera. También hay aparatos que, ya sea mediante vibración o electro estimulación, pueden ayudar a reducir las molestias.

Dieta sana mejora la circulación
La dieta ideal debe ser baja en grasas y rica en vegetales, frutas y fibras, que además te ayudarán a mantenerte en forma. Una investigación reciente de Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, su sigla en inglés) añade a los males del sobrepeso, el linfedema de las piernas, que es el dolor e inflamación por el bloqueo de los ganglios linfáticos de la ingle.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Estilo y Bienestar en nuestra ZONA VIDA PERSONAL?   

Artículo anteriorEl muro de la vergüenza (Mujeres en el consejo de administración)
Artículo siguienteJornadas sobre el papel de la mujer en la construcción de la paz