Despidos y grandes cambios de la mano de Jill Abramson

243

El 24 de enero es la fecha límite para lograr un acuerdo entre los profesionales antes de empezar con los despidos forzosos en la compañía. La tensión va en aumento en la sede central de The New York Times, después de que su directora ejecutiva, Jill Abramson, anunciara a su equipo que tendría que recortar 30 puestos en la división informativa. “Para expandir digital e internacionalmente las ideas emocionantes que estamos planeando, es natural que remodelemos nuestra figura”, explicó Abramson.

Sólo dos personas han anunciado formalmente su salida del periódico. Aunque se ha confirmado que se están produciendo negociaciones bastante acaloradas con algunos editores clave del periódico. “Desde la última vez que hablé con vosotros de las cláusulas de rescisión, algunos de vuestros compañeros han tomado la decisión de preguntar por ellos. Otros todavía están pensando y considerando si el acuerdo encaja en sus planes profesionales y personales”, anunció Abramson en una memoria dirigida a la redacción.

Los altos cargos del periódico han estado durante mucho tiempo sobrevalorados, manteniendo sus altos salarios a pesar de que el portfolio editorial se ha desplomado. Por eso, Abramson ha ofrecido a algunos de estos directivos puestos alternativos, con salarios reducidos. Tras el periodista Jacques Steinberg y el editor administrativo Jonathan Landman, que ya han anunciado su salida, la redacción de The New York Times no deja de especular acerca del futuro de grandes figuras del periódico norteamericano como el redactor jefe John Geddes, el antiguo editor para Washington Rick Berke, el editor de Times Magazine, Gerry Mazorati, el editor administrativo Jim Roberts o la editora de gastronomía Susan Edgerly.

Según las fuentes de The New York Times, los altos cargos del periódico han estado durante mucho tiempo sobrevalorados, manteniendo sus altos salarios a pesar de que el portfolio editorial se ha desplomado. Por eso, Abramson ha ofrecido a algunos de estos directivos puestos alternativos, con salarios reducidos. Es el caso de Glenn Karmon, un editor administrativo que ha estado analizando las grandes investigaciones, y que se mudará a San Francisco para convertirse en el nuevo redactor jefe de nuevas tecnologías.

Pero los planes de The New York Times no acaban aquí. El periódico está desarrollando un plan en tres años para reducir el tamaño de la compañía para migrar hacia un nuevo modelo de negocio. “Para expandir digital e internacionalmente las ideas emocionantes que estamos planeando, es natural que remodelemos nuestra figura”, explicó Abramson en su memoria.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Empresas/Familiares/Pymes en nuestra ZONA EMPRESAS?