Cristina Romera premiada por L’Oréal-UNESCO For Women in Science

Cristina Romera es la séptima española que recibe una de las becas ‘International Rising Talent’ en los 22 años de historia del programa L’Oréal-UNESCO For Women in Science.

734
Cristina Romera es la séptima española que recibe una de las becas ‘International Rising Talent’ en los 22 años de historia del programa L’Oréal-UNESCO For Women in Science.

La científica española Cristina Romera ha sido reconocida como una de las 15 jóvenes investigadoras más prometedoras del mundo. Ha recibido el premio ‘International Rising Talent’, otorgado por el programa L’Oréal-UNESCO For Women in Science. Su investigación en el Instituto de Ciencias del Mar (CSIC) de Barcelona, tiene como objetivo estudiar las condiciones medioambientales que favorecen la migración de compuestos orgánicos de los microplásticos al mar, para conocer sus efectos en los microorganismos marinos y las bacterias responsables de la degradación del carbono liberado por el plástico. “Es muy importante dar a conocer el gran problema medioambiental que supone la excesiva generación de residuos. Todavía no hemos dado con la solución, pero debemos encontrar alternativas al consumo de plástico.”, afirma.

La investigadora Cristina Romera ha sido seleccionada entre las 260 jóvenes científicas que fueron reconocidas por el programa en 2019

La investigadora ha sido seleccionada entre las 260 jóvenes científicas que fueron reconocidas por el programa en 2019, en ceremonias nacionales y regionales que tuvieron lugar en más de 45 países (en España tuvo lugar el pasado 27 de noviembre). El objetivo es apoyarlas en un momento clave de su carrera -durante su tesis doctoral o estudios post-doctorales- mediante becas de 15.000 euros.

Una carrera dedicada a la ciencia marina

Cristina Romera (Jaén, 1982), la séptima española que ha sido becada a nivel internacional en los 22 años de historia de L’Oréal-UNESCO For Women in Science, se licenció en Química por la Universidad de Jaén y se doctoró en Ciencias del Mar en el Instituto de Ciencias del Mar (CSIC). Después, realizó estancias postdoctorales tanto en EEUU, en la Florida International University y en la Universidad de Miami, como en la Universidad de Viena. El objetivo de la joven investigadora es descubrir los efectos que tiene para el ecosistema marino la migración al agua de los aditivos que se le añaden al plástico, para mejorar sus propiedades y hacerlo más resistente a la degradación. “Se estima que cada año se liberan al mar hasta 23.600 toneladas de carbono orgánico en forma de diversos compuestos, que es consumido por las bacterias marinas haciendo que éstas se reproduzcan más rápido”, explica la científica.

Científicas laureadas por sus investigaciones en ciencias de la vida

Como en cada edición, L’Oréal-UNESCO For Women in Science reconoce también a cinco investigadoras de diferentes regiones del mundo su excelente trayectoria profesional. En esta ocasión, los premios han recaído sobre científicas que han desarrollado diversas investigaciones en el campo de las ciencias de la vida y que reciben 100.000 euros para continuar desarrollando sus proyectos.

Como en cada edición, L’Oréal-UNESCO For Women in Science reconoce también a cinco investigadoras de diferentes regiones del mundo su excelente trayectoria profesional

La científica europea, Edith Heard, ha sido premiada por sus descubrimientos acerca de los mecanismos que controlan los procesos epigenéticos que permiten a los mamíferos regular la expresión génica. En representación de África y Emiratos Árabes Unidos, Abla Mehio Sibai, recibe el reconocimiento por su investigación con la que pretende promover un mejor envejecimiento para los habitantes de países con ingresos medios y bajos.

Por su parte, la premiada de la región Asia-Pacífico, Firdausi Qadri, recibe el galardón por su excelente trabajo basado en comprender y prevenir las enfermedades infecciosas que afectan a los niños en los países en desarrollo. La norteamericana Kristi Anseth, ha sido reconocida por su destacada contribución a la convergencia de la ingeniería y la biología para desarrollar biomateriales innovadores que ayudan a promover la regeneración de los tejidos y el suministro eficaz de los medicamentos. Y, por último, en representación de Latinoamérica, Esperanza Martínez-Romero, ha sido galardonada por ser pionera en el uso de bacterias respetuosas con el medio ambiente para promover el crecimiento de las plantas y aumentar la productividad agrícola, al mismo tiempo que se consigue reducir el uso de fertilizantes químicos.