Carmen Plaza:`Un negocio propio ayuda a conciliar vida profesional y familiar´

274

Carmen Plaza, habló de las motivaciones de las mujeres durante su actividad emprendedora: la autorrealización personal y la emancipación económica. La directora general para la Igualdad de Oportunidades y del Instituto de la Mujer, lo hizo en la presentación del libro ‘Empresas y empresarios en España en la primera década del siglo XXI, La mujer en la actividad emprendedora’. Además, aseguró que las mujeres valoran el hecho de que poseer un negocio propio "facilita compatibilizar la vida profesional y la vida familiar".

Plaza recordó que el informe internacional Global Entrepreneurship Monitor de 2011 recoge datos positivos en lo referido a las mujeres emprendedoras tales como un mayor crecimiento de la tasa de actividad emprendedora en el caso de las féminas en 2011, frente a los hombres emprendedores. Además, expuso que durante este año los negocios femeninos muestran mayor resistencia ante las tasas de abandono, cierre o traspaso –un 2,5 por ciento en negocios conducidos por hombres y un 2 por ciento en negocios de mujeres–.

Las emprendedoras suplen las dificultades como la falta de formación y experiencia en gestión empresarial y la obtención de financiación, con "creatividad y trabajo".  La directora del Instituto de la Mujer ha explicado que en la actualidad las emprendedoras muestran "como regla general" un nivel mayor de formación que los hombres emprendedores, "salvo en los ámbitos técnicos o tecnológicos".

Por otro lado, el informe internacional muestra que el índice de actividad emprendedora en España es del 7,1 por ciento en hombres y  del 4,5 por ciento en el caso de las mujeres. "Se ha identificado a las pequeñas y medianas empresas creadas por mujeres como un ámbito importante donde generar autoempleo y empleo para otras mujeres", ha agregado Plaza.

En cuanto al libro, presentado este jueves en el Instituto de la Mujer, el profesor titular de Economía Aplicada en la Universidad de Alcalá, Antonio García Tabuenca, ha destacado que en el ámbito del emprendimiento empresarial, las mujeres que dirigen un negocio "tienden, en mayor medida, a contratar a otras mujeres" así como a "innovar más en los productos".

A la hora de dirigir un negocio, García Tabuenca ha indicado que las mujeres valoran más la contribución de políticas públicas y tienen más en cuenta "los valores de supervivencia" que los hombres. De esta forma, ha asegurado que los emprendedores masculinos buscan "crecer y ganar más dinero", mientras que las emprendedoras prefieren "asegurar el proyecto para mantenerse y sobrevivir", aunque esto suponga ganar menos.

Respecto al problema de la financiación, ha planteado que el hecho de que las mujeres "arriesguen menos" que los hombres –que tienen "más propensión al riesgo"–, hacen que el proyecto sea "menos interesante" ante las administraciones públicas y los bancos.

El libro muestra una "clara tendencia creciente de mujeres que abordan negocios en España", pasando de una de cada diez iniciativas regentadas por mujeres en 2002 a más de una de cada cinco en 2009. Además, apunta que desde la adhesión de España a la Unión Europea y la implantación del euro –entre 1989 y 2009– el tejido empresarial español ha aumentado en 1,5 millones de negocios, pasando de 2 millones a 3,5 millones.

También te pueden interesar…

¿Ya has visitado Igualdad de género en nuestra ZONA SOCIEDAD? 

 

Artículo anteriorAnsiolíticos: el 50% de las españolas los toma
Artículo siguienteDos nuevas herramientas para ayudar a los desempleados